Olvídese de la desaceleración en los EE.UU. – el Reino Unido es la preocupación real

La contracción de la economía de EE.UU. no es el mayor problema

¿Por qué la economía de EE.UU. se contrajo en el último trimestre de 2012? ¿Porque no se horrorizaron los mercados?

Echemos un vistazo a las razones de la crisis. En primer lugar, los gastos militares han bajado más de un 20%. Esto afecto un  1,3% al crecimiento  del PIB total. En segundo lugar, los inventarios afectaron otra baja de  otro 1,3%.

Estos fueron los principales factores que impulsaron al PIB a la baja.

 

La caída en el gasto de defensa se ​​reduce a la amenaza de recortes automáticos, si los políticos estadounidenses no pueden llegar a un acuerdo sobre estos recortes en el próximo mes.En ese caso habrá recortes fuertes en los presupuestos gubernamentales. Y el presupuesto de defensa será el más afectado.

Como Robin Harding y James Politi explicaron  en el Financial Times, los últimos tres meses de 2012 definen el primer trimestre del año fiscal de EE.UU.. “El Pentágono tenía muchas  razones para gastar con cuidado, sobre todo porque sabía que podría haber un gran recorte en su presupuesto”.

En cuanto a la caída de los inventarios de las empresas, significa que las empresas estaban vendiendo stocks, y estas cantidades no eran repuestas. La interrupción de la cadena de  suministros, se debió probablemente  a las consecuencias del  huracán Sandy.

Si los depósitos de las empresasestán con pocas unidades, se recuperaran en el trimestre actual. En otras palabras, una disminución de stocks es seguido a menudo por un aumento, y lo contrario, también es verdad.

Mientras tanto, otros aspectos de las cifras del PIB fueron  mejores que lo esperado. El consumo creció más rápidamente, la inversión de las empresas y de los hogares creció sostenidamente. Esto también sugiere que los consumidores y las empresas no han sido tan sacudido por la perspectiva del “precipicio fiscal” como los políticos les gusta discutir.

“Francamente, esta es la mejor contracción del PIB que hemos visto”, dijo Paul Ashworth de Capital Economics. “Si esto fuera  realmente el comienzo de una nueva recesión, como las de 2001 y 2008, entonces podríamos esperar que excluyendo la baja en defensa e inventarios, los otros factores también bajan. En cambio, estos están teniendo un crecimiento acelerado. ”

 

Dos grandes ventajas de los Estados Unidos

La economía de EE.UU. sigue siendo frágil, no hay duda al respecto. La disputa política sobre “recortes” tiene el potencial de causar angustia y pánico en el corto plazo. La deuda es todavía un problema enorme, y esto si va a ser el más difícil a solucionar en el largo plazo.

Por supuesto, estos problemas no son diferentes a los que se enfrenta el Reino Unido y Europa. Todos estos países tienen enormes niveles de deuda pública y privada, y nadie está de acuerdo sobre la mejor manera de lidiar con los problemas.
Pero detrás de todo esto, hay dos puntos obvios brillantes en la economía de EE.UU. que simplemente no existen en el Reino Unido o Europa. La primera es la bonanza de gas de esquisto. Los estadounidenses tienen una energía barata. Los británicos, los europeos, e incluso los japoneses, no lo tienen.

Esta es una ventaja significativa. Ayuda  a los consumidores, atrae a las empresas, y está inspirando una especie de fiebre del oro, para aquellos  estados que están sentados en la cuenca de gas de esquisto. El mejor beneficio que puede tener Estados Unidos es la energía barata.

La segunda gran ventaja es el mercado de la vivienda. El mercado inmobiliario de EE.UU. sigue siendo inestable. Pero ha sufrido ya una caída brutal. No sucedió lo mismo en  el Reino Unido. Y salvo en Irlanda, donde los precios de la propiedad se han reducido a la mitad aproximadamente, tampoco hubo una baja en el resto de Europa.

Así como hemos señalado muchas veces, el fantasma de un nuevo crash  de la  propiedad ya no pende sobre las cabezas de los políticos estadounidenses, de los bancos centrales y de los consumidores, como una espada de Damocles de diez toneladas.
La recuperación de la vivienda EE.UU. ha sido descontada por muchos sectores, pero todavía hay algunas maneras de obtener buenos precios.

El punto es que estos dos factores dan a los EE.UU. una ventaja inicial en la carrera de vuelta a la “antigua normalidad”. El PIB de este trimestre puede ser mejor o puede no serlo. Todo depende de cómo se cocinan los libros, y cómo va  la lucha por el gasto.

Pero no importa. En comparación con otras economías desarrolladas, Estados Unidos esta mucho mejor posicionado.  Y esto es lo que más preocupa. Hasta ahora, la crisis financiera ha sido en gran medida un caso de “todos estamos juntos en esto” – una economía desarrollada se ve tan mal como cualquier otra.

Si los EE.UU. mejora,  el Reino Unido, en particular, quedara en una posición muy desairada. Una cosa es tener una débil  economía cuando todos los demás están en la misma situación. Otra muy diferente es cuando se empieza a destacar como“la economía problema”.

El  2013 puede  ser un año muy difícil para el Reino Unido y la libra esterlina.

 

John Stepek

Editor, MoneyWeek

Deja un comentario