Dos Informes Sobre Brasil

BRASIL  I  (La Nación 26.02.13)

El Presidente del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini, afirmo  que no va a aceptar la apreciación ficticia del real, en declaraciones efectuadas en New York:” Vamos a reaccionar ante cualquier volatilidad de los mercados cambiarios”

 

El  periodista Alberto Armendáriz, informo desde Rio de Janeiro, según declaraciones del Presidente del Banco Central, que dicho organismo esta firmemente decidido a intervenir en el mercado cambiario local si la actual guerra de monedas “genera una inestabilidad tal que afecte la evolución de los precios en su país”.

Las declaraciones fueron efectuadas durante la conferencia organizada por el Consejo de las Américas y la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos, en el Harvard Club de Manhattan.

La depreciación artificial de las monedas de otros países (Estados Unidos – China) durante el periodo comprendido entre 2009 -2011, provocaron que el real se convirtiera en la moneda mas valorizada del mundo frente al dólar estadounidense. La depreciación del real y el control de los flujos de capitales favorecieron la estabilidad de su moneda.

La fuerte intervención del Banco en el mercado de divisas, durante 2012, llevo a que el real se depreciara en un 10 %. Pero, nuevamente los factores externos, en estos primeros meses del corriente año,  redujeron dicha situación en aproximadamente 60 %, valorizándose nuevamente su moneda. Bajas en las tasas de interés de Australia (finales de 2012)  y las intervenciones en el mercado del yen para su devaluación en el caso de Japón.

Tombini centro los principales objetivos de Brasil en el control de la inflación. Reitero que la política monetaria no tiene como objetivo incrementar el ritmo de crecimiento, a pesar de magro crecimiento del año pasado (1 %). Todas las armas del Banco Central Brasileño están destinadas a lograr durante este año no sobrepasar la meta oficial de 4. % %  de inflación. En el 2012 la inflación llego a 5.84 %, siendo el tercer año consecutivo que se superaron las pautas presupuestarias.

Próximamente se va a reunir el comité del Banco Central para evaluar un posible aumento de su tasa de interés de referencia, actualmente en el 7.25 % anual, luego de la serie de reducciones desde 2011. Mencionemos que ayer la cotización del real llego a 1.97 respecto al dólar, revirtiendo la tendencia a la baja de las ultimas semanas.

 

Finalmente, el Boletín Focus, referencia que la autoridad monetaria realiza periódicamente entre los principales analistas de mercado, informo un pronostico de la inflación para este año del 5.69 %, leve baja respecto al año anterior, y una expectativa de crecimiento del 3,1 % aun por debajo de lo presupuestado del 4.0 %.

 

BRASIL II (The Wall Street Journal)

A través de los cronistas Paulo Trevisani y Eric McCarthy en New York y Matthew Cowley en Sao Paulo, nos enteramos que en una sala de conferencias de un hotel del centro de Manhattan y ante mas de 250 gestores de negocios y ejecutivos, el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega los arengo a los efectos de que concreten inversiones en su país. Entre varios proyectos resalto el primer tren de alta velocidad y la ampliación del aeropuerto de Rio de Janeiro.

 

El Ministro expuso que el programa de concesiones de infraestructura de u$s 235.500 millones es vital para que la economia del Brasil deje atrás dos años de letargo y alta inflación. No es para menos. Brasil tiene dos eventos de primer nivel: 2014, Campeonato Mundial de Futbol y 2016, Juegos Olimpicos.

Brasil representado por el Ministro Mantega y otros altos funcionarios están abocados a una gira mundial, que además de Estados Unidos los llevara a Londres y  Tokio. Su objetivo es captar inversiones extranjeras. Este tipo de giras para Brasil no es común. Durante los últimos años este país de Sudamérica era el principal receptos de inversiones extranjeras.

La situación ha cambiado algo. Muchos inversionistas comienzan a tener dudas sobre la mayor economía Latinoamericana. El crecimiento se ha desacelerado a un 1.0 % en el 2012, frente a un aumento del 7.5 % en el 2010. Tambien se incremento la inflación. Las medidas adoptadas por el gobierno no fueron muy felices a decir de los economistas. Impuestos a la inversión, recortes en las tasas de interés e intervenciones en el mercado de divisas, en realidad sirvieron para ahuyentar las decisiones de inversión. El banco de inversión británico Barclays estimo en dos puntos porcentuales la caída del PBI en razón de las medidas adoptadas. Wil Landers, gestionado de un fondo de renta variable en America Latina, señalo a México (la segunda economía más grande de la región) como un ejemplo de una economía en desarrollo que ha podido cumplir  con reformas que estimulan la inversión, algo, según sus dichos, no ha logrado Brasil. La economía mexicana se expandió 3.9 % en el 2012 con un alza en la bolsa del 17 % en dólares  en los últimos 12 meses, mientras  las acciones brasileras cayeron 21 % según el índice MSCI. Lo que para Brasil son medidas para protegerse contra la guerra de monedas son contraproducentes para los potenciales inversores.

En una entrevista con The Wall Street Journal, el Ministro Mantega aseguro que el gobierno ha sido consistente y transparente en el manejo de la economía y el tipo de cambio. Los controles de capital y la intervención en el mercado de divisas eran necesarios para frenar un exceso de especulación y que actualmente el real se estabilizo. Mantega continuo, enfatizando que se hubo que intervenir ya que era necesario para impedir la destrucción de la industria nacional. Esta situación fue superada.

Brasil, salió prácticamente ileso de la crisis financiera del 2008 no se pueden comparar los problemas actuales con los que tuvo que soportar durante los 80 y los 90. Brasil atrajo u$s 65.000 millones en inversión extranjera  directa durante el año pasado lo que lo convirtió en uno de los destinos predilectos para el capital de inversión.

Los objetivos sobre desarrollo de infraestructura es considerado vital para el gobierno brasilero para impulsar el crecimiento y combatir la inflación. Pero, aunque se sigue invirtiendo en Brasil, en la actualidad debe enfrentar la competencia de otros países como por ejemplo México.

Deja un comentario