La realidad siempre supera a la ficción – Argentina al borde de una dictadura por Federico Tessore

La realidad siempre supera a la ficción –  Argentina al borde de una dictadura por Federico Tessore

IG Invest News / Sábado 27 de abril, 2013

 

Por mi trabajo profesional, recibo muchos informes y/o newsletters de todo el mundo y sobre los más diversos temas económicos globales. Pero los de IGdigital, me asombran por la exactitud premonitoria de lo que seguramente puede pasar en la Argentina.

En Septiembre de 2011, leí atentamente “El Fin de la Argentina”.  Como dice el artículo de referencia se quedo corto. Por otro lado es imposible tener la bola de cristal. Y las precisiones explicadas en aquel momento se cumplieron en un alto porcentaje, que no deja de sorprender.

La crónica que nos ocupa se inicia con temas que pasaron y que no fueron “avisadas” a los lectores de IGdigital. ¡Bueno seria ¡ Estariamos pensando que los investigadores o pronosticadores no son humanos.

 “La realidad siempre supera a la ficción. Y esta semana que pasó en la Argentina es una fiel prueba de ello. Imagine si un año y medio atrás, desde este newsletter semanal, le dijera que en breve iba a pasar lo siguiente en nuestro país:

– El Gobierno iba a intentar apoderarse de la justicia, controlarla totalmente, aduciendo que la estaba “democratizando” para todos y todas… y la Corte Suprema de Justicia iba a amenazar con la renuncia unánime, mientras en el Congreso de la Nación sólo se escuchaban insultos de uno y otro lado; y había botellas y vasos voladores.

– Nuestro Ministro de Economía no iba a poder contestar una simple pregunta sobre la inflación en la Argentina y luego de ponerse nervioso, balbucear palabras inentendibles y levantarse de la mesa, cerrar la entrevista con un infantil “me quiero ir”… y eso que la periodista griega dominaba muy poco el español…

– No se iba a poder comprar dólares en forma oficial en la Argentina, sólo se podría hacer a través de un mercado “paralelo” y el dólar iba a subir 120%, pasando de $ 4,20 a $ 9,20…

– Se iban a conocer terribles casos de corrupción que involucraban directamente a la familia Presidencial, casos de maniobras de lavado de dinero y asignación de obras públicas por más de $ 4.000 millones al mejor amigo de la familia…

– Una nueva ley de Mercado de Capitales que habilitaría al Gobierno a intervenir cualquier empresa que cotice en la Bolsa de Buenos Aires y a partir de esto el Presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejando Vanoli, y el Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, amenazarían a Clarín con la intervención directa del grupo, amenazando uno de los únicos medios de comunicación que quedan independientes del Estado.

– En Venezuela iba a morir Hugo Chávez, pero su sucesor iba a ganar las elecciones por fraude, amenazando con prisión al indefenso candidato de la oposición que buscó apoyo en la comunidad de países de América Latina y que no lo consiguió”.

También es cierto que adelantaron la prohibición de compra de dólares y la devaluación.  Y también es cierto, que tal vez se quedan cortos cuando se habla de $ 4.000 millones.

Como en todo trabajo de información y análisis, no solo económico sino político, hay cosas que estamos de acuerdo, pero otras no tanto. De todos modos, lo que importa son las consistencias de las predicciones económicas.

“Y mientras la decadencia del país toma cada vez más forma, los indicadores económicos son cada vez más claros. Según la consultora AMF, en el segundo semestre de 2012 la Argentina recibió sólo el 0,2% de los flujos de inversión que se destinaron a América Latina. Es decir, casi nadie invirtió en la Argentina”. Este párrafo es concreto, la Argentina no recibe inversiones. De este modo es imposible desarrollarse,  sobre todos sin aprovechar  las actuales condiciones financieras de capital disponible a bajas tasas. Japón con su nueva política económica esta invirtiendo en México.

“Ante este escenario, uno se pregunta: ¿qué planea el Estado con estas políticas? ¿Cuál es el plan “maestro” de nuestros Gobernantes para llevar adelante el país dos años más?”

Tiempo atrás, he leído que independientemente del “relato de progreso” que trata de instalar el gobierno, hay una ostensible falta de profesionalidad en lo que se da en llamar “equipo económico”. Desconocen que Argentina es un país, básicamente de clase media, con un buen nivel de vida y educada. Si bien se debe mejorar la distribución de la riqueza (¡cuando no!), no da las condiciones para una revolución socialista (Venezuela) o comunista (Cuba). Estos temas, Argentina, los discutió mas de 50 años atrás. De ahí que pensamos en la gran equivocación del proceso actual.

El cronista de la presente nota nos abre, nuevamente,  la cabeza.

En diálogo con LA NACION, Miguel Madanes, explicó los motivos de las operaciones offshore: “Es para tener un resguardo de los exabruptos que pueden tener las acciones del Gobierno. Por eso, quiero preservar un pedazo de mi patrimonio afuera del país. Si hay ventajas fiscales [con respecto a operar en la Argentina], me preocupa menos. Esencialmente es un resguardo de mi capital”.

“Fui accionista de Aluar, Fate y Telefé, entre otros emprendimientos. Ese dinero proviene de mi actividad empresarial”, explicó Madanes.

Vale decir que el ciudadano argentino lo que quiere es preservar el valor de sus bienes.El único objetivo es que no le roben su dinero. Que el Estado no le robe su futuro y el de su familia.

“Tenga muy en claro que si el Gobierno kirchnerista sigue adelante con su plan de destrucción de la República Argentina, ningún activo de este país valdrá absolutamente nada. ¿O usted conoce acciones venezolanas o cubanas que hayan subido de valor en la última década? ¿O escuchó hablar de un mercado inmobiliario pujante en esos países? ¿O usted invertiría en la moneda cubana o venezolana en vez del dólar o el oro?”

Finalizo mis opiniones con una fuerte advertencia premonitoria explicitada en el articulo que nos ocupa: “Estamos ante dos escenarios extremos. Blanco o negro. O el país se convierte en Venezuela o Cuba -y tenemos por delante varias décadas de disminución y decadencia del valor de los activos argentinos. O el país entra en una fuerte crisis como consecuencia de que se logró detener el avance kirchnerista sobre la Constitución.  Pero luego, como toda crisis, vendrá un período de extraordinaria recuperación. Es decir, primero una fuerte baja y luego una fuertísima suba…

Deja un comentario