Latinoamérica: Mercosur y Alianza del Pacifico

 

El Tratado de Asunción del 26 de marzo de 1991 es un acuerdo firmado entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay en Asunción, la Capital del Paraguay (con posterioridad se incorpora Venezuela). A partir de la firma del mismo, se crea el Mercosur.

La Alianza del Pacífico (AP) surge el 28 de abril del 2011 como una nueva iniciativa de integración latinoamericana, esta vez entre aquellos países que han optado por implementar un modelo de mayor apertura comercial. Sus miembros: Colombia, Chile, México y Perú.

¿Cuáles son los Objetivos fundamentales del Mercosur?

1) libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países firmantes mediante, entre otras medidas, la eliminación de los derechos aduaneros y restricciones pararancelarias

2) fijación de una tarifa externa común y adopción de una política comercial común con relación a terceros países o bloques regionales, y coordinación de las posiciones en foros comerciales de la región e internacionales;

3) coordinación de políticas macroeconómicas y de comercio exterior, agrícolas, industriales, fiscales, monetarias, cambiarias y de capitales, de servicios, aduanera, de transportes y comunicaciones, a fin de asegurar condiciones adecuadas de competencia entre los estados parte

¿Cuáles son los Objetivos fundamentales de la Alianza del Pacifico?

1)      Establecer un Grupo Técnico de Asuntos Institucionales para tener un régimen de solución de controversias.

2)      Ventanillas únicas y un acuerdo de cooperación aduanera.

3)      Medidas Sanitarias y Fitosanitarias para identificación de temas de interés y áreas de coincidencia.

4)      Eliminación de obstáculos Técnicos al Comercio.

5)      Plataforma de movilidad estudiantil y académica.

6)      Avanzar en materia de comercio de servicios y de capitales de inversión.

7)      Analizar la plena liberalización de los flujos migratorios entre los países de la Alianza del Pacífico.

 

Mercosur

El Tratado del Mercosur  dio origen al esquema de integración económica. Inicialmente fijó un programa de liberación comercial con desgravaciones progresivas, lineales y automáticas con el fin de perfeccionar la zona de libre comercio. El Tratado contiene además distintas cláusulas programáticas referidas a la constitución de una unión aduanera y a la armonización de políticas macroeconómicas.

A su vez el Protocolo de Ouro Preto es muy importante ya que  trata de asegurar los mecanismos de solución de controversias y de garantizar la seguridad jurídica del proceso de integración, con posterioridad  se suma  el Protocolo de Olivos, firmado en Buenos Aires en el 2002.
Luego de un periodo de afianzamiento el Mercosur alcanzo algunos logros, como ser la validez de la misma documentación para toda la región y ciertos avances económicos. Pero a la vista de su largo periodo de vigencia se lo ven como pocos y sobre todo, lo mas importante es su actual estancamiento, concepto este en cierto modo no aceptado por los dos principales países de la región, Brasil y Argentina.

Lo cierto es que Brasil y Argentina, principales motores del grupo, tienen frecuentes cortocircuitos comerciales. La culpabilidad de la situación, según la mayoría de los analistas independientes, la asignan a la Argentina. Su creciente proteccionismo y su cada vez más fuerte control de cambios, distorsiona el normal desarrollo del comercio. Declaraciones de Gustavo Segre, director de la consultora Center Group con sede en Sao Paulo, al ser consultado sobre el futuro del Mercosur para este año dijo: “Estimamos que el gobierno argentino, cerrara mas sus fronteras y el gobierno brasilero actuara en consecuencia. El Mercosur esta sin rumbo ni objetivos. “Finalmente definió que la actual situación se debe solamente al actuar de la Argentina.

Lo concreto es que el mercado constituido por Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay y Paraguay (que está temporariamente suspendido)- se está convirtiendo en un comité político y está cada vez más debilitado por disputas internas.

El respetado diario Valor Económico, de Brasil, informó que días atrás  la presidenta  Dilma Rousseff  tuvo recientemente un diálogo privado “durísimo” con la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sobre las trabas comerciales y el tratamiento a las inversiones en la Argentina. A tal punto llego la controversia que Dilma adelanto su regreso a Brasil.

De todos modos la situación del Mercosur tiene otros problemas con trabas para su futuro.  Y estas si son a cargo de Brasil. Por un lado, este país no asume su rol de líder del grupo. Desde el punto de vista económico Brasil parece que navega a dos aguas. El nombramiento de Roberto Azevedo como Director de la Organización Mundial de Comercio (OMC), posiciona a su país en un lugar de privilegio internacional, que muchos expertos dicen que es totalmente  opuesto a los intereses del Mercosur. Tambien existe la idea que sus intereses en  el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) colisionan con los intereses del grupo sudamericano. Desde el punto de vista político, el país que debería motorizar el desarrollo del Mercosur no asume el liderazgo, lo cual no deja de llamar la atención.

Otro de los problemas que debe afrontar el Mercosur, es que el gobierno de Mujica de Uruguay,  busca asociarse a la Alianza del Pacífico y podría negociar un TLC con Estados Unidos

Otra vez Uruguay amaga con desmarcarse del Mercosur y buscar nuevos socios comerciales. En el entorno del presidente José “Pepe” Mujica aseguran que en esta ocasión hay una decisión tomada para abrir mercados más allá del Cono Sur y, sin romper con los socios vecinales, abrirse a la región del Pacífico y a Asia.

Lo concreto hasta ahora es que el presidente Mujica dio instrucciones para avanzar en negociaciones con la Alianza del Pacífico y que transmitió su voluntad de profundizar la relación comercial con China.

La conclusión de la realidad actual, es que, lamentablemente, el Mercosur esta en un marasmo tanto sea político como económico, que no da buenas pautas para su futuro.

 

Alianza del Pacifico

 

La Alianza del Pacífico, que fue lanzada oficialmente apenas hace un año, se está consolidando como un bloque económico con enorme potencial, El acuerdo de la Alianza del Pacífico va más allá los acuerdos de libre comercio tradicionales porque incluye comercio de servicios, inversiones y compras gubernamentales, según expreso el ministro de comercio colombiano, Sergio Díaz Granados.

El año pasado, los cuatro países miembros de la Alianza del Pacífico tuvieron un índice de crecimiento combinado de 5%, mientras que los países del Mercosur crecieron a una tasa promedio del 2,9, según la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL). Según definiciones del presidente de Colombia, el bloque formado por México, Colombia, Perú y Chile- “es el nuevo motor económico y de desarrollo de América latina y el Caribe”.

A contraposición de lo sucedido en el Mercosur que su comercio global cayo el 9.4 %, el resultado de los países de la Alianza del Pacifico, crecieron 1.3 %, según datos de la CEPAL.

Los presidentes de Chile, México, Perú y Colombia se reunieron en Cali donde se comprometieron en alcanzar un ambicioso plan integrador. Participaron además en la Cumbre en calidad de observadores Panamá y Costa Rica, que en un futuro podrían integrarse, y como invitados Canadá, Australia y Japón.

Mencionemos que antes de la  formación de la Alianza del Pacifico, existió otra iniciativa denominada el Arco del Pacífico creada en 2007 e integrada por 11 países: Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú. Su finalidad era coordinar una estrategia continental para la relación comercial con las economías más sólidas y también las emergentes del Asia Pacífico. Sin embargo, la creación actual surge como una respuesta a los escasos avances en este proceso de integración.

En Cali, se presentaron como un grupo de países estables que respetan la democracia y el Estado de Derecho y que, por lo tanto, ofrecen oportunidades de inversión mucho mejores que otros países populistas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que los miembros de la Alianza comparten “una visión en favor de la vigencia del Estado de Derecho y de la democracia, y de creer que con libre comercio podemos encontrar mayor competitividad para nuestros pueblos”.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, cuyo país se está integrando oficialmente a la Alianza del Pacífico, dijo: “Ya basta de ideologías, ya basta de consignas, ya basta de buscar chivos expiatorios. Tenemos que asumir con responsabilidad las tareas que aun tenemos pendientes en materia de desarrollo”.

Una de las principales metas de la Alianza del Pacífico -cuyos miembros ya tienen acuerdos de libre comercio entre ellos y con Estados Unidos- es crear una plataforma conjunta para poder exportar a Asia.

La creación del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), cuyo objetivo fue integrar las Bolsas de Valores de Chile, Colombia y Perú, actualmente adhirió a la Bolsa Mexicana de Valores, y existen perspectivas de que otras bolsas centroamericanas participen del MILA. El Mila con México alcanzara a ser la segunda bolsa de valores, después de Bovespa de Brasil.

Se nota, en el espíritu de la Alianza del Pacifico, una mayor apertura que la demostrada por el Mercosur en todos sus años. La Alianza del Pacifico, tiene entre sus proyectos  abrir embajadas y oficinas comerciales conjuntas en Ghana, Marruecos, Vietnam, Singapur, Turquía y otros países.

 

Reflexiones

–          El Mercosur se encuentra envuelto en una serie de problemas políticos que afectan a su desarrollo en el plano económico.

–          El ímpetu inicial respecto a la integración esta casi paralizado.

–          La Alianza del Pacifico, esta en las antípodas del Mercosur, y como toda “escoba nueva” trata de obviar toda “basura” en su desarrollo.

–          La Alianza del Pacifico trata de implementar un esquema que sirva para resguardarse de la crisis europea, que en mayor o menor medida puede impactar a estas economías, así como de la incierta situación de los EE.UU. y de los últimos resultados de China, tema sin agenda en el Mercosur.

–          No se estima que se haya creado para ejercer un  contrapeso frente al Mercosur, dos bloques fuertes pueden potenciar  el poder de negociación de Latinoamérica.

–          Si, puede buscar un equilibrio interno respecto  a la participación de Brasil en la región y de la otra potencia: México.

–          Un factor a favor de los países miembros de la Alianza del Pacifico, es el  posicionamiento geográfico de esos países que les da un lugar privilegiado para su comercio con Asia, no obstante, el país de la región que tiene una relación más intensa con Asia-Pacífico es Brasil.

 

Conclusión

 

Como inversores y  espectadores activos de la economía global, debemos conocer  que esta nueva iniciativa de integración se une al amplio espectro de proyectos, institucionalidades y acuerdos que se han firmado entre los países de América Latina, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el Foro Económico Asia Pacífico (APEC), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Mercosur, el ALBA y la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), entre otros.

Tambien, debemos contribuir con nuestra esperanza de que todos los proyectos de integración devengan en una mayor presencia en este mundo global, y que redunde en un desarrollo sostenible de Latinoamérica, que definitivamente mejore el nivel de vida y distribución de nuestros pueblos.

 

 

 

 

 

Deja un comentario