Latinoamérica: Profundización de los Problemas del Mercosur

 
Días atrás, con la idea de presentar los objetivos y las características del Mercosur y de la Alianza del Pacifico, elevamos a nuestro espacio, no solo dichos temas sino que también algunas reflexiones al respecto. (http://codigoinversor.com/2013/06/latinoamerica-mercosur-y-alianza-del-pacifico/

Lo cierto es que Brasil y Argentina, principales motores del grupo, tienen frecuentes cortocircuitos comerciales. La culpabilidad de la situación, según la mayoría de los analistas independientes, la asignan a la Argentina. Su creciente proteccionismo y su cada vez más fuerte control de cambios, distorsiona el normal desarrollo del comercio.

Lo concreto es que el mercado constituido por Brasil, Argentina, Venezuela, Uruguay y Paraguay (que está temporariamente suspendido)- se está convirtiendo en un comité político y está cada vez más debilitado por disputas internas.

El respetado diario Valor Económico, de Brasil, informó que días atrás  la presidenta  Dilma Rousseff  tuvo recientemente un diálogo privado “durísimo” con la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sobre las trabas comerciales y el tratamiento a las inversiones en la Argentina. A tal punto llego la controversia que Dilma adelanto su regreso a Brasil.

Nos referimos también a los problemas que vienen del  lado de Brasil. No asume su rol de líder del grupo, su rol en la Organización mundial de Comercio y su actividad en el grupo BRICS.

Otro de los problemas que debe afrontar el Mercosur, es que el gobierno de Mujica de Uruguay,  busca asociarse a la Alianza del Pacífico y podría negociar un TLC con Estados Unidos.

Las últimas noticias parecen haber agravado la situación. La información, que si bien no es directamente económica, de que el bloque regional posterga su cumbre de jefes de Estado, programada para el 28 de Junio en Montevideo sin fecha alternativa ( tal vez fines de Agosto) inclina la balanza en esa dirección. La decisión se baso que en caso de llevarla a cabo en Junio, el nuevo presidente de Paraguay, Horacio Cartes no hubiera podido asistir, en razón de que para esa fecha no habría asumido aun. Uno de los problemas que se argumentan es de obtener margen para tratar de definir los problemas entre Venezuela y Paraguay. El Parlamento del último país, aun no aprobó la inclusión de Venezuela en el bloque, que si ya fue aprobado por el resto de los países miembros. De todos modos se presume que las actuales controversias comerciales entre Argentina y Brasil (minera Vale, Petrobras y America Latina Logística) pueden profundizar  las desavenencias. Es lógico considerar que el paréntesis puede ayudar a diluirlas.

Estos conceptos son reafirmados en lo publicado por el diario Folha de Sao Paulo como consecuencia de la cumbre que se celebro en Cali, la semana pasada,  de la flamante Alianza del Pacifico: “Si la Alianza avanza para volverse un área de libre comercio, el Mercosur patina, tullido por el lastre de problemas económicos de sus dos protagonistas (Brasil y Argentina) además del caos venezolano”.  Se remarca, que tanto Argentina como Venezuela, no comparten la idea del libre comercio. Se suman a estas quejas las de la poderosa  Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp) , de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) y de la Asociación Nacional de Fabricantes de vehículos Automotores (Anfavea) sobre las constantes trabas al comercio que pone en practica la Argentina. Urgen a Dilma Rousseff que promueva cambios en la política comercial centrada en el Mercosur.

Un editorial del diario brasileño O Globo cuestiona al Gobierno de Rousseff por “atarse ideológicamente” a la Argentina y perder exportaciones por US$ 5.400 millones

La decisión del gobierno argentino de rescindir el contrato de la empresa brasileña ALL, fue considerada “beligerante” por el prestigioso periódico, que asegura que Argentina pasó de “aliado estratégico” a una “fuente impredecible de problemas para Brasil”.

O Globo destaca que la tensión entre ambos países siempre es por iniciativa del gobierno argentino, y recuerda la reciente decisión de la empresa Vale que tras anunciar una inversión de u$s6.000 millones, decidió revertir la decisión por las modificaciones en el control de tipo de cambio que estableció Argentina.

Aparece otro problema para el Mercosur

El Cronista (Red Iberoamericana de Prensa Económica) del 6 del corriente informa que México y Brasil se encaminan hacia un acuerdo de libre comercio.

Tradicionalmente en competencia por liderar la  economía regional, ambos países están ante una nueva oportunidad de concretar un tratado comercial. Esta vez, la misión esta en manos del sector privado. Los retos son vencer la desconfianza y superar los estereotipos”.

Pareciera que la madurez y el poder económico de cada uno es lo que potencia a esta posibilidad.

A principios de mayo, la Secretaria de Economía de México informo que se estableció un Grupo de Alto Nivel Empresarial  de Brasil y México para conocer las necsidades, los intereses y las posiciones de cada uno de los sectores económico involucrados.

Según declaraciones de Miguel Ruiz Luna, presidente de la Cámara de Comercio México-Brasil (Camebra) hablo de un plazo bastante corto. Expreso que este acuerdo deberá darse en el primer semestre del 2014, pues de no ser así se tendrán que enfrentar a una desincronización de los tiempos políticos. La razón es que Brasil tendrá elecciones presidenciales en Octubre del próximo año, y que si bien la actual presidente es favorecida por las encuestas, no se prevé oportuno no haber llegado a alguna conclusión respecto al acuerdo. Otro obstáculo para el desarrollo de las conversaciones puede ser la realización del Campeonato Mundial de Futbol que se llevara a cabo a mediados de Junio del 2014.

Si bien hay voces que se alzaron contra el acuerdo, caso del Consejo Empresarial de México (CCE), el embajador de Brasil en México expreso que “si obtenemos lo que pensamos que vamos a obtener (después de las conversaciones) puede ser que el acuerdo se logre rápido, pero lo vamos a hacer con base de escuchar a los interesados”.

Brasil, en 2012, exporto productos por 242.580 millones de dólares, mientras que México logro exportar 370.915 millones de dólares. Del total de exportaciones de Brasil, México apenas recibió el 1.85 %, mientras que Brasil recibió el 1.52 %  de México. El mayor destino de las exportaciones de México fue hacia Estados Unidos, alcanzando casi el 75 % del total.

 

Ya expresamos previamente queel Mercosur se encuentra envuelto en una serie de problemas políticos que afectan a su desarrollo en el plano económico. Si no se vuelve a poner en marcha con el ímpetu del pasado, su futuro estará negativamente marcado.

 

 

 

Deja un comentario