La Fed ha deformado Nuestro Sistema Capitalista

 

Los medios de comunicación tratan la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la semana pasada como de definiciones inciertas. Pero si leemos entre líneas, la decisión de la Fed para apoyar el status quo de la política monetaria es alarmante.

Algunos miembros del comité, que establece la política monetaria, están dispuestos a disminuir  el programa de alivio cuantitativo del banco central, mientras que otros creen que las compras de bonos deben seguir al ritmo actual de $ 85 mil millones al mes. Pero el resultado final de la última reunión fue más de lo mismo.

Usted puede preguntar: “¿Qué están esperando?” El FOMC respondió a esa pregunta diciendo que mantendrá la actual política monetaria “hasta que las perspectivas para el mercado de trabajo hayan  mejorado sustancialmente”.

Anteriormente, la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que el objetivo de la tasa de desempleo en los EE.UU. es de 6,5 por ciento. La tasa de desempleo el mes pasado fue del 7,4 por ciento, por debajo del 7,8 por ciento a principios de año. Entonces, ¿podemos asumir que QE continuará al mismo ritmo durante un año o más?

Buscando en las tinieblas

Muchos inversores creen ahora que la Fed comenzará la reducción el próximo mes. Pero por lo visto  la semana pasada, Bernanke & Co. mantienen su característica hermética sobre en que momento e incluso de la necesidad, de reducción.

Entonces, ¿cómo y cuando  los inversionistas podrán saber cuando sucederá el acontecimiento para ajustar sus carteras de inversión en previsión del gran cambio?

Por desgracia, estamos nuevamente buscando en las tinieblas, analizando los datos económicos en busca de pistas sobre lo que nuestros maestros monetarios están pensando. Pero, además de la tasa de desempleo, ¿que otros  informes económicos específicamente?

La inflación, supuestamente, el principal indicador de seguimiento de la Reserva Federal, se ha convertido en gran medida irrelevante – no ha habido bastante movimiento en el índice de precios al consumidor u otros índices de inflación de la Fed incluso para  considerar recortes en la compra de bonos. Así que debemos dirigir nuestra atención hacia el empleo. Si los números mensuales de nómina comienzan a aumentar, le dará basamento a la  FOMC para comenzar  a reducir la flexibilización cuantitativa.

 

No hay nuevos empleos

Por desgracia, la creación de empleo se ha mantenido sin cambios. Esto es debido, en parte al Obamacare, o la Ley de Cuidado de Salud Asequible. El programa en última instancia, ayuda a millones de estadounidenses que no pueden pagar atención médica de calidad. Pero para los empresarios, es un desastre, y la administración lo sabe. Es por eso que Obama concedió una exención a las empresas para retrasar la aplicación del plan.

Hasta que este amenazante tema  sea eliminado o morigerado  de los cuellos de los empleadores de Estados Unidos, podemos estar  seguros que la  contratación de nuevos puestos seguirá siendo débil. En su lugar, vamos a ver más de lo mismo, mediocre creación de empleo mensual. Y una gran parte va a venir en forma de puestos de trabajo a tiempo parcial, que no requieren la cobertura de atención de salud.

Banderas rojas en el mercado de bonos

La creación de empleo se mantendrá en niveles  bajos y el FOMC sólo mantuvo su compromiso con el status quo. Sin embargo, los inversores en bonos parecen convencidos que los políticos que están a favor de una rápida disminución del QE van a ganar la batalla.

Como resultado, el mercado de bonos del Tesoro  ha estado creciendo nervioso, y los rendimientos a largo plazo han seguido aumentando. La semana pasada, la nota de referencia a 10 años cerró apenas por debajo del 2,9 por ciento. Los gobernadores de la Fed no puede ser demasiado contentos de ver eso.

Sin embargo, la mayor preocupación no es cuan cerca la Fed está observando el mercado de bonos, sino hasta qué punto el mercado de bonos está mirando a la Reserva Federal.

Nuestros mercados financieros fueron alguna vez la envidia del mundo civilizado. Pero ahora, han sido reducidos a una gelatina  temblorosa, sentado a los pies de la Fed como perros falderos que mendigan por las sobras de sus amos. Este no es el sistema capitalista que dio a  nuestra nación el orgullo de un modelo reverenciado.

Pero no tenemos que paralizarnos por la interferencia de la Reserva Federal. En razón de mi trabajo tengo respuestas a la pregunta: ¿por dónde podría encaminarse el mercado de valores en las próximas semanas o meses venideros? Se puede seguir mi respuesta en Money and Markets.

 

Douglas Davenport   –  Money and Markets

 

Deja un comentario