Analizando la balanza comercial

 

Muchos de los conceptos vertidos a continuación son conocidos, pero el análisis en detalle ayuda a refrescar lo que hemos aprendido y a darle importancia a conceptos tales como reservas de divisas, déficits  comerciales e inflación entre otros.

La balanza comercial es la diferencia entre las exportaciones de un país y sus importaciones. Un punto fundamental a destacar es que los bienes y servicios se cuentan para las exportaciones y las importaciones, como consecuencia de la cual un país tiene una balanza comercial de bienes (también conocido como el “balance comercial de bienes”) y una balanza comercial de servicios. La cifra neta de la balanza comercial es un importante índice de la economía de un país, el bienestar. Un país tiene un superávit comercial si sus exportaciones son mayores que sus importaciones, si las importaciones son mayores que las exportaciones, el país tiene un déficit comercial.

 

Datos comerciales – Base Censo y Bases BOP

Los  datos sobre las exportaciones de un país y las importaciones de bienes físicos pueden ser recopilados por los documentos aduaneros como las declaraciones de exportación y los manifiestos de importación, pero esto no es posible para el comercio de servicios intangibles. Por tanto, el último está reconstruido en base a los flujos de fondos,  balance de pagos (BOP),  de  las estadísticas comerciales. Por lo tanto, los datos sobre el comercio de mercancías están disponibles en base a dos estadísticas, con las cuales llegamos a definir la balanza comercial, mientras que los datos sobre los servicios sólo están disponibles en una base de balance  de pagos.

Por ejemplo, en los EE.UU., las estadísticas sobre las exportaciones e importaciones son compiladas por la Oficina del Departamento de Comercio de Análisis Económico (BEA) y publicadas en un informe mensual.  La BEA recopila información sobre las exportaciones a partir de información electrónica  de los exportadores (EEI) que han sido presentadas al Sistema Automatizado de Exportación EE.UU. (AES).

Del mismo modo, los datos de importación es una recopilación  de documentos a través del  Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. relativa a los productos que han llegado a los EE.UU. de países extranjeros. La BEA ajusta el total de bienes de forma estadística para llevar los datos de acuerdo con los conceptos que se utilizan para preparar las cuentas nacionales e internacionales.

De la unión de ambas  cifras, del comercio de mercancías y de las cifras del comercio de servicios, se consigue una idea precisa del comercio total de EE.UU., con inclusión de los bienes y los servicios.

 

Distinguir entre una exportación de servicios y la importación

Las estadísticas del comercio de servicios se obtienen de las estimaciones de la BEA se  obtiene se acuerdo  a las transacciones de servicios entre países y Estados Unidos, con base en las encuestas periódicas e información parcial de los informes mensuales. El BEA ofrece datos sobre las exportaciones e importaciones de servicios en un gran número de categorías – gastos y tarifas de viajes, regalías y derechos de licencia, transferencias en virtud de contratos de ventas militares de Estados Unidos (sólo para exportación), y los gastos de defensa directos (únicamente para las importaciones).

Si bien la distinción entre una exportación e importación de un buen físico es fácilmente detectable, no es tan claro para un servicio. En este caso, el flujo de fondos determina si una transacción de servicios califica como una exportación o una importación, en función de si se trata de una transacción de débito que se traduce en un pago o una salida de fondos, o una transacción de crédito que da lugar a una recepción o entrada de fondos.

Así, por ejemplo, las tarifas recibidas por las compañías estadounidenses de residentes extranjeros para viajar entre los EE.UU. y otros países, o entre dos puntos en el extranjero, se mostrará en el lado de las exportaciones de la balanza comercial de servicios. Del mismo modo, las tarifas que pagan los residentes de Estados Unidos a las compañías extranjeras se mostrarán en el lado de las importaciones de la balanza comercial de servicios.

 

Lo que nos dicen los números de la Balanza Comercial

Veamos  las cifras de la balanza comercial de Estados Unidos en junio de 2013. Los EE.UU. reportó un déficit comercial de $ 34,2 mil millones, el déficit más bajo desde octubre de 2009 y muy por debajo del déficit de $ 45 mil millones en promedio esperado por los economistas.

A  continuación lo que nos dicen los números para ese mes:

• En el comercio de bienes (balanza comercial de bienes) el déficit fue de $ 53,16 mil millones, ya que las exportaciones llegaron a 134,26 mil millones dólares  pero fueron superadas por las importaciones de $ 187,42 mil millones. Estas cifras son BOP-based. Los números en la base del censo son ligeramente diferentes, con exportaciones de 133,31 mil millones dólares y las importaciones de $ 185.10 mil millones de dólares, para un déficit comercial de $ 51,79 mil millones.

• El balance del comercio de servicios registró un superávit de $ 18,94 mil millones (las exportaciones de 56,91 mil millones dólares menos importaciones de 37,97 mil  millones dólares).

• La balanza comercial global fue por  tanto – $ 53,16 mil millones + $ 18,94 mil millones= – $ 34,22 mil millones.

• Las exportaciones totales de bienes y servicios (BOP-based) ascendieron a $ 191.17 mil millones ($ 134.26 + $ 56.91), mientras que las importaciones totales fueron de $ 225,39 mil millones ($ 187.42 + $ 37.97). Restando las exportaciones totales de bienes y servicios de las importaciones totales da el mismo número déficit comercial de $ 34,22 mil millones.

Principio del formulario

• Bienes de equipo (46,22 mil millones dólares) y suministros industriales ($ 42,32 mil millones) fueron los principales rubros de exportación de las mercancías en el mes. Por el lado de las importaciones de bienes, suministros industriales y materiales ($ 54,60 mil millones, de los cuales el petróleo representó por $ 22 mil millones de dólares) y bienes de capital ($ 45.58 mil millones) fueron los mayores en dichas  categorías.

• En los servicios, las mayores categorías entre las exportaciones fueron “otros servicios privados” ($ 25,87 mil millones) y viajes ($ 11,27 mil millones). La primera categoría incluye los servicios financieros, servicios de seguros, negocios y servicios profesionales, etc. Entre las importaciones de servicios, estas dos categorías son las más grandes también (otros servicios privados totalizaron $ 17.26 mil millones y viajes por $ 7,15  mil  millones).

 

Factores que afectan a la balanza comercial

Numerosos factores influyen en la balanza comercial de un país. Estos incluyen:

• Las políticas comerciales: Las naciones que están aisladas y tienen políticas restrictivas del comercio, como los aranceles y derechos de importación elevados,  pueden tener mayores déficits comerciales que los países que cuentan con políticas de libre comercio, ya que pueden ser excluidos de los mercados de exportación debido a estos impedimentos al libre comercio.

• Tipo de cambio: Una moneda nacional que se ha apreciado significativamente puede plantear un desafío a la competitividad de costos de los exportadores, que pueden verse excluidas de los mercados de exportación. Esto puede ejercer presión sobre la balanza comercial de un país.

• Reservas en moneda extranjera: Para competir eficazmente en los mercados internacionales muy competitivos, un país tiene que tener acceso a la maquinaria importada que mejora la productividad, lo cual puede ser difícil si las reservas de divisas son insuficientes.

• Inflación: Si la inflación es galopante en un país, el precio de producción de una unidad de un producto puede ser superior al precio en un país de baja inflación. Esto afectaría a las exportaciones, lo que afecta la balanza comercial.

 

Utilice Balanza comercial como un indicador económico

La utilidad de los datos de la balanza comercial como un indicador económico depende del  país. El mayor impacto se observa en general en países con limitadas reservas de divisas, en los que la liberación de los datos de comercio puede provocar grandes cambios en sus monedas.

Los datos sobre el comercio suele ser el componente más grande de la cuenta corriente, el cual es monitoreado muy de cerca por los inversores y los profesionales del mercado para las indicaciones de la salud de la economía. El déficit en cuenta corriente como porcentaje del PIB, en particular, es un seguimiento ideal  para detectar signos de que el déficit se está volviendo incontrolable y podría ser un precursor de una devaluación de la moneda.

Sin embargo, un déficit comercial temporal puede ser visto como un mal necesario, ya que puede sugerir que la economía está creciendo con fuerza y necesita las importaciones para mantener el impulso de crecimiento.

Los datos del comercio también se analizan para ver cual de los socios comerciales están contribuyendo al superávit o al déficit global. En junio de 2013, por ejemplo, los EE.UU. tuvo un déficit comercial de $ 26.6 mil millones con China, el déficit acumulado del año con el gigante asiático alcanzo  147,7 mil millones dólares. Por el contrario, el déficit comercial con Canadá – el mayor socio comercial de los EE.UU., que representan el 16,8% del comercio total en el primer semestre de 2013 – era de sólo $ 1,6 mil millones, para un déficit acumulado anual de 15,5 mil millones de dólares. Enorme superávit comercial de China con los EE.UU. puede dar lugar a nuevos pedidos de la nación para que revalúe su yuan, que los críticos opinan está detenido artificialmente bajos para estimular las exportaciones.

Datos sobre el comercio EE.UU. afecta ocasionalmente al dólar, que a su vez tiene un impacto en los precios de las materias primas debido a la correlación negativa entre los dos (dólar más fuerte debilita los precios de las materias primas y viceversa). Alpha

 

En general, los observadores del mercado parecen más preocupados por los déficits  comerciales que los excedentes comerciales. Esto puede deberse a que los déficits  crónicos a menudo provocan una fuerte devaluación de la moneda, lo que lleva a consecuencias graves para la economía local.  Las mayores tasas de interés que se utilizan para sostener la moneda cobran su precio.

 

Reflexión final

La balanza comercial es un indicador clave de la salud de una nación.  En general, los inversores y los profesionales del mercado parecen más preocupados por el déficit comercial que los excedentes comerciales, ya que los déficits crónicos pueden ser un precursor de una devaluación de la moneda.

http://www.investopedia.com/articles/forex/082913/breaking-down-balance-trade.asp

Deja un comentario