El Súper Ciclo de los Commodities No ha Muerto, Todo lo Contrario

Este artículo pretende dar una actualización sobre el sector de los productos básicos, hoy. Así tendremos bases para tomar decisiones.

La mayoría dicen que el súper ciclo de los commodities, aumento de la demanda y de los precios, ha terminado.  Es más, afirman que dichos productos bajaran en los años venideros. No sólo el oro, la plata y otros commodities como el cobre y los alimentos, sino que todo el complejo de materias primas va a hibernar de ahora en más.

La realidad es que nada podría estar más lejos de la verdad. No sólo son los metales preciosos están en el fondo, sino también la mayoría de los commodities.

Las razones son simples:

  En primer lugar, todo indica que los ciclos de guerra y de agitación se están profundizando, especialmente en occidente. Históricamente, cuando los ciclos de guerra aumentan, como ahora, los  productos básicos también. Los inversores buscan activamente bienes tangibles, otros se apresuran a asegurar sus suministros tanto como sea posible, y con guerras regionales los recursos naturales son afectados. Todo esto lleva al alza de las materias primas.

En segundo lugar, el sistema monetario esta en peligro. Como hemos estado diciendo desde tiempo atrás, el dólar de EE.UU. perderá su estatus de reserva. Para el año 2016.  A medida que el sistema monetario se desmorone, junto con el dólar, y un nuevo sistema monetario nazca, la incertidumbre y la volatilidad llevaran a un  proceso evolutivo alcista para la mayoría de los productos básicos (commodities).

En tercer lugar, la inflación. La inflación inevitablemente aumentará también. Y aunque no se considere un estado de hiperinflación, la inflación rápidamente llevara a un marco  alcista a las materias primas, como el cobre.

En cuarto lugar, el pésimo estado de abastecimiento. Los bajos precios de mercado de los últimos tres años, complicaron ostensiblemente los suministros  de casi todos los productos básicos. Los productores, no sólo los mineros, han tenido que cerrar sus operaciones en todo el mundo. Muchos han ido a la quiebra. Los mineros, productores de alimentos, empresas de exploración de petróleo y gas, y otros han tenido que cerrar por docenas.

Las grandes empresas de productos básicos que quedan no serán capaces de cubrir los faltantes o aumentar la producción rápidamente, aunque aumenten los precios en el futuro. Eso significa menor oferta ente una demanda creciente, que llevara, por supuesto, al aumento de los precios de los diversos commodities.

En quinto lugar, el aumento continuo de China y el sudeste asiático. Tres mil millones de  los siete mil millones de habitantes del mundo,  viven en Asia. Más del 40 por ciento de la población mundial. Cualquiera que piense que sus almas recién despiertas van a dejar de desear una vida mejor para ellos mismos, sus hijos y nietos, esta totalmente equivocado.

La demanda asiática está aquí ahora y se acelerará aun más en los meses y años venideros. La  demanda asiática seguirá siendo una fuerza poderosa que impulsara los precios de los productos básicos en el futuro, incluso si las economías occidentales de Europa y los Estados Unidos no se recuperen.

¿Qué pasa con los precios de los productos básicos actualmente? ¿Por qué están, mayoritariamente, débiles o en caída? El petróleo se cotiza por debajo de $ 100. Los precios de los granos se resbalan y se deslizan. Los precios de los metales básicos están débiles. ¿A que se debe?

Como el oro y la plata, estamos en el final del pozo. Probablemente habrá reducciones adicionales en el futuro inmediato. Algunos incluso pueden ser fuertes y sorprendentes, como en el caso del petróleo, donde se puede esperar que el precio del crudo caiga cerca de 60 dólares antes que el mercado toque fondo.

Pero el final de la deflación es lo que es: un proceso de tocar fondo. Todavía hay dinero que se juega a la baja  de los productos básicos. Pero el dinero importante comenzara a  entrar rápidamente, en casi todos los productos básicos que existan.

Pero por desgracia, la realidad es que la mayoría de los inversores no se beneficiarán de la próxima tendencia alcista de los commodities. Verán caídas de los precios de las próximas semanas y estarán desorientados cuando los productos estén a punto de subir de nuevo.

O van a creer que cualquier aumento de las tasas de interés significará la muerte de las materias primas. O van a ver un rally en el dólar y creerán que los productos básicos no se podrán reanimar.

Definitivamente, nuestra opinión, es que no hay nada más lejos de la verdad. En cambio…

El aumento de las tasas de interés debe ser música para los oídos cuando se trata de materias primas. ¿Por qué? Debido a que significa la inflación seguirá subiendo. Porque significa que la velocidad o el volumen de dinero está empezando a aumentar. Porque significa un latido del corazón que vuelve al entorno monetario artificialmente deprimidos, lo que lleva a un aumento de la demanda, el aumento del acopio de productos básicos y cosas por el estilo.

 Un dólar más fuerte también será alcista para las materias primas. Exactamente lo contrario de lo que la mayoría cree que es posible.

Nuestra posición, es que un dólar más fuerte significa que Europa se debilita. A medida que Europa incremente sus problemas, cientos de miles de millones de dólares van a buscar su cobertura en las materias primas.

Un dólar más fuerte también significa que Washington se va a pique también. ¿Cómo es eso? Cuando Washington se encuentra en problemas, cientos de miles de millones de dólares van al efectivo, y dado que el dólar, aunque sea infundado, sigue siendo la moneda de reserva del mundo, una fuga de capitales al efectivo significa que el dólar se fortalecerá. Inversionistas ingenuos pueden interpretar que repercutirá en una baja para los productos básicos. Pero lo que no entienden es que, además de los cientos de miles de millones que van al efectivo, habrá cientos de miles de millones más que serán invertidos por el dinero inteligente en las materias primas como el oro, la plata y otros activos tangibles.

Estos inversores inteligentes saben que un aumento en el valor del dólar, en momento de los grandes ciclos macroeconómicos, también significa que Washington está teniendo problemas para pagar sus facturas, que Washington está a punto de colapsar y que para preservar el capital, deben buscar activos alternativos. No sólo efectivo, sino también activos tangibles: productos básicos, o sea commodities.

Estamos entrando en un período que no se veía desde mediados de la Gran Depresión, entre 1932 y 1937. Es un período en el que lo que antes era seguro, se convierte en peligroso y lo que antes era arriesgado, se vuelve seguro. Un período en el que las viejas reglas de la inversión y el comercio cambian constantemente.

Tenga esto siempre presente, y no sólo va a sobrevivir, sino que también se convertirá en uno de los inversores mas prósperos…

Larry Edelson

http://www.moneyandmarkets.com