Bienvenido myRA: Ahorro de Jubilación para los que comienzan

En otras oportunidades hemos informados sobre determinados aspectos relativos a las jubilaciones o ´pensiones de retiro de los Estados Unidos. Hoy nuestro objetivo es  remarcar la importancia que se le otorga a la necesidad de fomentar el ahorro y la inversión de parte de los ciudadanos estadounidenses. Hay una búsqueda creativa, en donde los periódicos crises de fondos  para jubilados y pensionados, de nuestros países latinoamericanos, o no se producen, o están minimizados.

Una nueva sigla se ha añadido al léxico de los planes de ahorro y de jubilación – la myRA. Significa  Mi Cuenta de Retiro y es una vuelta de tuerca a la conocida IRA o Cuenta de Retiro Individual.

El presidente Barack Obama anunció el sistema de la nueva nómina de ahorro deducible en su discurso del Estado de la Unión el 28 de enero. En su declaración, la Casa Blanca llamó al myRA ” a una cuenta simple, segura y asequible para iniciar ahorros para la jubilación, que estará disponible a través de los empleadores y que va a ayudar a millones de estadounidenses a ahorrar para la jubilación. ” El nuevo sistema de ahorro es uno de los varios elementos que Obama ofreció para poner en práctica a través de la acción ejecutiva.
El myRA se va a ofrecer a través de un sistema tipo Roth IRA (de la traducción: Roth IRA es una cuenta de jubilación con impuestos diferidos que permite una contribución de hasta $ 4.000 por año o hasta $ 4,500 por año si es mayor de 50 años. Las contribuciones están sujetas a impuestos. Sin embargo, los retiros, con sujeción a ciertas reglas, están exentas de impuestos).

Hay un límite de $ 15,000 que puede ser acumulado en el myRA durante un período de 30 años. Una vez que el saldo es mayor de $ 15,000, tendría que ser trasladado a ” un sector privado Roth IRA “, de acuerdo a la hoja informativa. Por lo tanto, myRA parece estar dirigida hacia los trabajadores de bajos ingresos que actualmente no ahorran para la jubilación a través de un plan disponible en el trabajo. Sin embargo, personas con ingresos de hasta $ 191.000, puede abrir una cuenta myRA .

Dado que el myRA es un plan Roth, las leyes existentes que rigen las cuentas Roth IRA son aplicables. Por lo tanto, las contribuciones al plan no son deducibles de impuestos. Sin embargo, las ganancias de las inversiones en el myRA se acumulan libres de impuestos y las distribuciones del plan no serán gravados.

“Es el plan para los que recién comienzan “, dice Lynn Dudley, vicepresidente senior de políticas de jubilación y beneficios internacionales del American Benefits Council  , una organización que representa a los empleadores en el Congreso y al Poder Ejecutivo en Washington, DC, que se ocupa sobre temas de beneficios de los empleados. ” Tiene la intención de iniciar el ahorro para un grupo de personas que no tienen planes de jubilación disponible para ellos. ”

El  Pension Rights Center , Centro de Derechos de Pensiones, organismo defensor de los empleados y jubilados, vio como muy auspicioso el nuevo sistema. El myRA es ” un primer paso importante que brinda un sistema fácil y seguro para aquellas personas de bajos ingresos que no están cubiertos por un plan corporativo de jubilación, que de este modo pueden comenzar a ahorrar para su jubilación “, dice Karen Friedman, vicepresidente ejecutivo y director de política del Centro.

El myRA sólo está disponible para los empleados a través del lugar de trabajo y la participación es voluntaria para ellos. El plan estará disponible para todos los empleadores, ya sean del sector público, del sector privado o para sectores sin fines de lucro. Los empleadores no van a tener que administrar este sistema – sólo transferirán la contribución del empleado. Los empleados serán capaces de abrir una cuenta con un aporte  inicial de sólo $ 25 y pueden hacer aportes regulares desde los $ 5, lo cual significa el atractivo del plan para los trabajadores de más bajos ingresos.

Muchos de los detalles aún están por definir  y la información dada a conocer en la hoja de información plantea una serie de preguntas. Por ejemplo, el plan es trasladable  de un empleador participante a otro. ¿Qué pasa si un empleado abandona un trabajo de un empleador que da acceso al myRA y va a trabajar para uno que no lo hace? ¿El empleado ya no podrá contribuir al myRA después de cambiar de trabajo? Además, bajo las reglas del IRA, el retiro antes de los 59 ½ años de edad cuenta con una penalización. Es de suponer que también se aplica a la myRA.

El myRA tiene una sola opción de inversión, una mezcla de bonos del Tesoro que es idéntica a la opción de inversión de bonos del gobierno que ahora existe en el Thrift Savings Plan, un plan de ahorro de jubilación para los empleados federales. El Gobierno garantiza el capital invertido en el myRA. Sin embargo, los rendimientos de los bonos del Tesoro son actualmente bastante bajos. Pero, para los que recién se inician en el ahorro, que son típicamente adversos al riesgo y en todo caso, propensos a elegir las inversiones conservadoras, este es un factor positivo para el comienzo.

Se espera que desde el Gobierno se presione  a los empleadores participantes para que ayuden a los empleados a crear su cuenta myRA, según Alan Glickstein, consultor mayor en el tema de retiros de Towers Watson de Dallas, Texas. “La idea es que procedimiento de acceso sea simple, proporcionando deducciones a través de la nómina de pago y que facilite configurar la cuenta a través del empleador”, dice. Glickstein ve el myRA como un nuevo sistema útil a la gama de vehículos de jubilación que ahora existen.  Tengamos en cuenta  que más del 50 % de las personas en edad de jubilación no tiene suficientes ahorros

El myRA es ” realizable bajo las reglas existentes”, dice Glickstein, pero no se puede avanzar más hasta  que Tesoro presente los detalles de la implementación. “Cuando se  explique  cómo se va a trabajar, será entonces cuando este definido para implementar, y seguramente será este año.”

Muchos en la comunidad de empleadores están dando la bienvenida a la propuesta, ya que encaja perfectamente en el mundo actual de los planes de empleador.
“Es una muy buena idea “, dice Ed Ferrigno, vicepresidente para Washington del Plan Sponsor Council of America, que tiene su sede en Chicago. Es una forma más para cubrir a más empleados a través del sistema de jubilación vigente. “Este es un paso positivo, trabajando en el supuesto que no es obligatorio. ”

La Casa Blanca diferencia el sistema Roth IRA para el myRA de ” un sector privado Roth IRA ” en su hoja de datos, dando a entender que las cuentas serán administradas por el gobierno en nombre de los empleados – aunque el gobierno podría haber concretado un contrato con un sector privado. Esa es la forma en que se administra el Thrift Savings Plan (Plan de Ahorros).

“Nos gusta el hecho que estos planes están respaldados por el gobierno, que ganen el mismo interés que el Plan de Ahorros, y que el dinero de los trabajadores no sean devorados por los gastos “, dice Friedman en el Centro de los derechos de pensión. Al Centro, sin embargo, le gustaría ver que el gobierno de Obama y el Congreso hagan más para proporcionar una manera de mejorar las prestaciones de jubilación de los empleados. “Esperamos que estos myRAs sean  sólo el comienzo de soluciones integrales a la crisis de la jubilación “, dice ella.

Propuestas para automatizar las IRAs

La Casa Blanca también afirmó en su hoja informativa que tiene la intención de proponer  al Congreso  la búsqueda de una nueva legislación para crear una nómina de deducción automática IRA que pueda  ofrecer una gama de inversiones. La Casa Blanca dijo que el IRA automatizado puede proporcionar a los trabajadores de bajos y medianos ingresos , con el tipo de ” beneficio tributario ” que disfrutan los asalariados de ingresos más altos, es decir, los intereses devengados por la inversión, se acumulan libres de impuestos , así como los retiros de la cuenta IRA.

 

Se espera que la propuesta de la Casa Blanca al Congreso, busque una manera para solventar “mínimos  gastos administrativos para establecer auto-IRAs para las pequeñas empresas, incluso mediante incentivos fiscales”, de acuerdo a la hoja informativa.

Conclusión

El programa myRA propuesto por el presidente Barack Obama en su discurso del Estado de la Unión, presenta un sistema,  respaldado por el gobierno, que promueve para la clase baja y media de estadounidenses el ahorro para la jubilación. Al igual que con la Roth IRA, las contribuciones hechas a myRA es improbable que sean deducibles de impuestos, pero las ganancias y los pagos serán libres de impuestos. MyRA se puede considerar como un plan de jubilación para los que comienzan, y aquellos que lleguen al tope de $ 15.000, deberán transferir  los fondos a un sector privado Roth IRA.

Robert England

http://www.investopedia.com/articles/personal-finance/013014/hello-myra-retirement-savings-beginners.asp