Todavía hay tiempo para beneficiarse de la recuperación de Irlanda

No es momento de estar bailando en las calles de Dublin, pero las cosas están mejorando.
Existen numerosos problemas aun. Un reciente artículo publicado en el  The New York Times puntualiza que la situación esta bastante negra para gran parte de la población.
 

Pero, para los inversores es importante la tendencia general, no solamente las estadísticas.

Los mercados anticipan el cambio. Si compramos cuando todo anda bien, corremos el riesgo de perder mayores ganancias, y recorrer el camino cuando todo esta a la baja.

La tendencia general en Irlanda es positiva. Uno de los principales signos de recuperación tiene que ver con los precios de las propiedades.  Están aumentando, después de cinco años de caída.
Por supuesto, el mayor aumento ha ocurrido en Dublin, donde los precios han aumentado más del 15% durante el último año. La situación en las afueras de la capital es más débil. Pero, aun así, los precios nacionales aumentaron más 6%, en términos reales luego de restar la inflación. 

La industria de la construcción también se esta recuperando, acompañando los precios de las casas. Según datos del PBI, el sector creció 2.2% en el último trimestre. Inclusive, se comenta que va a faltar mano de obra, ya que este sector perdió la mitad de su fuerza de trabajo.

La confianza de los administradores es muy alta.

Esto, no solo sucede en la construcción. Empresas de otras industrias también son optimistas. Al contrario de lo que sucede en Gran Bretaña y Estados Unidos en donde protestan por la falta de inversión, el capital irlandés aumento sus inversiones alrededor de un 10.9 % en el último trimestre.
Estos números positivos, demuestran al interés de de los inversores en mover su dinero.

 

Irlanda comienza a manejar su propio destino

Paulatinamente comienza a recuperar el control sobre sus finanzas. El mes pasado salió formalmente el plan de rescate que lo salvo de la bancarrota nacional.

Esto significa que no tiene que depender más de la ‘troika’ (el comité gran rescate). A su vez, no tiene que seguir sus dictados económicos. Esto le da libertad de acción para tomar medidas modestas para impulsar la economía, tales como recortes de impuestos específicos.

El país todavía tiene un gran déficit (todavía gasta más de lo que recibe en impuestos). Y Capital Economics calcula que su deuda nacional podría aumentar hasta un 140% del PIB en 2016, si no hay algún cambio.

Sin embargo, Dublín espera tener un “superávit primario”, a principios de este año. Esto significa que el gobierno va a tomar más dinero de lo que gasta, excluyendo los pagos de intereses.

Esto significa que, en teoría, podría eludir su deuda, salir del euro y todavía pagar sus cuentas. Ahora bien, una salida del euro no está sobre la mesa. No hay un fuerte movimiento anti-euro en Irlanda, como lo hay en Grecia, Italia e incluso Francia.

Pero el gobierno está dispuesto a llegar a un acuerdo sobre una nueva reestructuración de la deuda – semejante al otorgado a los tenedores de bonos de Grecia. Mientras que Bruselas no esta precisamente entusiasmada  con esta idea, ya que   un superávit primario le dará al gobierno irlandés mucha más influencia.
Cómo beneficiarse de la recuperación de Irlanda

Es evidente que Irlanda todavía tiene grandes problemas. El PIB esta aún muy por debajo del pico de 2007, la deflación es una amenaza, y el desempleo sigue siendo elevado. También hay todavía enormes problemas con las hipotecas.

La morosidad de las cuentas a largo plazo (más de 90 días) sigue en aumento. Alcanza al  12,9% de todas las cuentas. Existe  un riesgo que una ola de ventas forzadas empuje a la baja  los precios de las casas.

De todos modos, según Mebane Faber, el mercado irlandés se cotiza en un ratio precio / beneficio ajustado de aproximadamente 7,3. Eso hace que sea la tercera más barata de 55 mercados (sentado junto a figuras como Argentina y Rusia). Los EE.UU. – el segundo mercado más caro – es aproximadamente tres veces superior que el de Irlanda.

La forma más fácil de comprar en es a través de un fondo cotizado (ETF ) del mercado irlandés. Pero si prefiere operar en forma agresiva, otra acción que hemos considerado recientemente es de ferrys irlandeses,  Continental Group (LSE: ICGC ) .

La compañía es propietaria de franjas horarias clave en varios de los puertos más activos de Irlanda, por lo que debe beneficiarse de las crecientes exportaciones. Las exportaciones irlandesas también aumentarían si el Banco Central Europeo debilitara el euro. De un dividendo actual de 3.5 %, y en razón de que  los beneficios están aumentando, se estima un crecimiento al 20 % anual, el cual se ve como muy razonable.

Matthew Partridge
Senior Writer, MoneyWeek