La más excitante industria nueva de Estados Unidos

El litio es una gran noticia en estos momentos. Frenéticas negociaciones entre los estados están en marcha en los Estados Unidos, que quieren que en su suelo primera “ gigafactory” de Tesla Motors. La fábrica necesitara dicho metal en enormes cantidades. La compañía tecnológica, estará destinada a producir baterías de iones de litio, que se utilizan en los coches eléctricos, así como todo tipo de utilización en teléfonos inteligentes y computadoras portátiles.

La competencia se ha reducido a dos estados: Texas y California. En juego está una planta de $ 5000 millones y 6.500 puestos de trabajo. Con la situación de declinación permanente de Detroit, Texas y California luchan para crear lo que podría convertirse en la ciudad de la era de los vehículos eléctricos. La realidad es que hay muchos intereses en juego. Al momento de escribir sobre el tema , hace dos semanas, dije que esta historia del litio sería un torbellino. Creo que es la nueva industria más emocionante que haya surgido en los EE.UU. durante décadas… y también creo que puede haber una manera que nos beneficie ella. Echemos un vistazo más de cerca.

Fábricas inmensas y limpias

A los casi 4 millones de metros cuadrados, la “gigafactory” planificada por Tesla serán visibles desde el espacio, y se incorporarán dos parques solares y eólicos. La idea es que va a satisfacer sus propias demandas de energía de forma respetuosa con el medio ambiente. Elon Musk, CEO de Tesla, describe cómo se va a trabajar: “La materia prima vendrá directamente de la mina, se cargara a un vagón de ferrocarril y se entregara a la producción. Una vez producidas las baterías el proceso termina del otro lado.” Es la primera parte de esa visión que me emociona en todo momento. Es decir, el alimento de su fábrica, el litio, se suministrara directamente de la mina.

Musk necesita del metal

No solo tiene en cuenta toda la inversión de $ 5 mil millones, sino, considerara también, al mercado del litio al por mayor. Después de todo, el litio no es un metal que cotiza en bolsa como el cobre, hierro o estaño. Se negocia en un mercado regulado, directamente entre los agentes del sector. Como tal, Tesla considerara el mercado en sus movimiento productivo y económico. Una gran empresa requiere una cadena de suministro regular. Por eso Musk quiere enviar el producto semi-refinado directamente de la mina a la fábrica. Eso significa salir y negociar directamente con los mineros. Y cualquier minero que pueda asegurar un contrato a largo plazo para el suministro de litio, tendrá una expectativa de crecimiento rápido del negocio ligado a Tesla. También estarían en una posición negociadora fuerte.

Después de todo, el precio de litio se ha ido incrementando gradualmente a lo largo de la última década. Musk haría bien en asegurar un precio fijo, así como la oferta.

¿Adónde va a conseguirlo?

Ahora bien, como se puede imaginar, no hay muchos proveedores por la zona. Para hacer realidad el sueño de transporte de litio directamente de la mina a la fábrica, de manera realista, que va a tener que buscarlo en los EE.UU. o en los países limítrofes. Hemos averiguado una serie de datos. Hay un montón de perspectivas interesantes sobre la producción de litio tanto en México como en Nevada, EE.UU.. Y crease o no, puede incluso conseguir el producto a través de una acción cotizada en Londres.

Debido a la lucha por quien será el primer anfitrión de la primera “gigafactory”, Tesla se juega al aire libre, atrayendo a un montón de espectadores. Pero lo que no está atrayendo mucho interés, es que hay detrás de la escena. Es decir,… ¿exactamente quién va a alimentar a este monstruo? La respuesta a esa pregunta podría ser muy rentable para los inversores dispuestos a asumir un riesgo en esta etapa. Próximamente profundizaremos en este tema crucial.

Bengt Saelensminde

The Right Side

http://www.moneyweek.com – Mayo 2014