El capital mira a Nigeria, Argentina y Vietnam

 

El artículo que a continuación vamos a extractar (The Wall Street Journal), nos llamó la atención respecto a la “Década Ganada” exponencialmente publicitada por el Gobierno Argentino. Desde tiempo atrás, varios países Latinoamericanos fueron calificados como países emergentes  y en la actualidad varios de ellos, están “trabajando” duramente para mejorar su calificación; valga mencionar unos pocos como México, Chile, Brasil, Perú, Colombia.

 

Es de sumo interés, recibir y analizar las expectativas de inversión vigentes en general  y en particular de los mercados de frontera. Pero, debemos entender que las potenciales inversiones en los mercados de frontera, si bien pueden ofrecer interesantes retornos, pueden no reunir características de inversiones que se requerirían para los países de las categorías desarrolladas.

 

“¿Qué hace que un país sea miembro de cada uno de estos grupos? Los criterios son cualitativos, pero también los hay cuantitativos. La clasificación en uno u otro se basa en su desarrollo económico, su tamaño y liquidez del mercado de capitales, y en su nivel de acceso para el inversor extranjero”, Gustavo Neffa – Sala de Inversión América). Algunos de los comprendidos en esta categoría son: Trinidad y Tobago, Bulgaria, Kenia, Jordania y Sri Lanka, entre otros.

Para concluir con esta “advertencia”, digamos que desde finales del 2008 y gracias a la “Década Ganada”, Argentina pasó a ser considerado de frontera por Morgan Stanley para su índice MSCI (Morgan Stanley Composite Index).

 

Cabe preguntar: ¿Lo Nacional & Popular mejoro la situación del país?

 

Un nuevo índice que sigue a los mercados de frontera revela las expectativas de inversiones de las multinacionales

 

Tras su reciente coronación como la mayor economía de África, Nigeria encabeza otro ranking. El atribulado país ha surgido como el mercado de frontera más atractivo para las multinacionales estadounidenses y europeas.

El interés es también captado por Argentina y Vietnam, según un nuevo Índice de estado de ánimo en mercados de frontera (Frontier Markets Sentiment Index), creado exclusivamente para The Wall Street Journal por la firma de consultoría Frontier Strategy Group, con sede en Washington. El índice hace seguimiento al nivel de interés de las principales multinacionales europeas y estadounidenses en países considerados mercados de frontera. Esta categoría designa en general a economías en desarrollo que están por debajo de las economías emergentes como las de Brasil o México en cuanto a estabilidad e institucionalidad, pero que presentan grandes oportunidades de ganancias.

Mencionemos los principales países, de frontera, que despiertan interés de las multinacionales europeas y estadounidenses en porcentaje (WSJ):

Nigeria      29.57

Argentina  25.54

Vietnam     24.72

Arabia Saudita 24.69

Kenia          23.17

Angola        21.9

Kazajistán  19.58

Irak              19.35

Ghana         18.73

 El índice está basado en la información que FSG recogió de las aproximadamente 200 multinacionales que son sus clientes y que incluyen a Coca-Cola, General Electric, Novartis, Dell y Azko Nobel. Matt Lasov, líder global de asesoría y analítica para FSG, explica cómo funciona: “Recogemos datos sobre qué países están siendo considerados por las empresas para inversiones futuras. Con el tiempo, eso nos da una idea clara de sus prioridades de mercado, qué países están incluyendo en sus planes futuros y cuáles están descartando”.

La investigación provee dos datos clave: el estado actual de ánimo hacia países en mercados de frontera, y el cambio de esa percepción a lo largo del tiempo. El nivel de confianza corporativo se calcula como el porcentaje de empresas que incluyen un país en particular en su lista de observación. Si 50 de las 200 empresas muestran interés en un país determinado, el índice le otorga un puntaje de 25%.

Los datos dan fe de diferencias regionales muy marcadas. De los 20 países que están generando el mayor interés de las multinacionales, nueve están en África Subsahariana. A pocos les sorprenderá ver a Kenia y Nigeria en los primeros puestos, pero el hecho de que Etiopia y Tanzania estén en los puestos 12 y 13, respectivamente, podría tomar a varios por sorpresa.

Una persona que no se sorprende con el creciente interés de las multinacionales por invertir en Etiopia es Alexander Benard, director general de operaciones de Schulze Global, una firma de private equity. “Estamos muy entusiasmados con Etiopia”, dice Benard. “Creemos que tiene un enorme potencial”.

Schulze Global está tan animada con las perspectivas del país que ha abierto un fondo de US$100 millones específicamente para invertir allí.

Otras regiones están menos representadas en los primeros 20. Aunque Vietnam, la potencia económica del sudeste asiático, está entre los primeros tres países, solo hay tres mercados de frontera de Asia en los 20 principales.

Lo mismo ocurre en Medio Oriente. Sólo Arabia Saudita, Irak y Kuwait representan esa región en los 20 primeros puestos. América Latina contribuye a la lista con Argentina y Venezuela. A pesar de los recientes problemas de Argentina, el país aún genera un interés considerable entre las multinacionales: una de cada cuatro lo incluye en su lista de observación.

La fascinación del mundo corporativo con África también es evidente en el cambio del grado de confianza en las economías más atractivas de la región. Los datos comparan un promedio de interés corporativo en lo que va del año con un promedio de resultados sobre todo 2013.

Cuatro de los cinco países con los cambios positivos más altos están en África Subsahariana, así como siete de los 10 primeros.

Paquistán, sin embargo, encabeza la lista en términos de compañías con un nuevo interés en el país. El grado de confianza en el país del sur de Asia con una población de 183 millones mejoró en 5,6 puntos porcentuales, lo que lo coloca por encima de estrellas en ascenso de África como Nigeria y Kenia, que vieron una mejoría en la percepción de sus economías de poco más de cuatro puntos porcentuales.

En términos absolutos, sin embargo, Nigeria sigue siendo el líder claro entre los tres, con el doble de empresas dentro del índice que consideran invertir allí. Casi tres de cada 10 empresas tienen a Nigeria en su lista de observación.

Por el contrario, Bangladesh y Sri Lanka, vecinos de Paquistán, parecen estar perdiendo su atractivo. Los dos países vieron caer en más de la mitad el número de empresas con interés en ellos.

Myanmar, que solo recientemente surgió como un destino potencial para la inversión, sufrió una caída similar en el interés; apenas 4% de las empresas lo incluyó en su lista. El menor interés en el país se debe seguramente a que las empresas se han dado cuenta de que el país está lejos de recibir una inversión extranjera significativa en la mayoría de los sectores.

No es una sorpresa que el país con la mayor caída en el interés de las multinacionales fuera Ucrania, cuyo descenso de 12,5 puntos fue casi del doble que el segundo peor: Omán. Aunque los inversionistas financieros han experimentado retornos saludables en sus apuestas de alto riesgo en la tumultuosa economía de Europa central, las empresas están buscando oportunidades de largo plazo en otros lados.

En general, el grado de confianza en los mercados de frontera entre las casi 200 multinacionales incluidas en el sondeo cayó. Los 70 países que formaron parte del estudio, con la excepción de 14, tuvieron bajas en el nivel de interés corporativo con respecto al año pasado.

Lasov cree que el descenso no se debe tanto al atractivo fundamental de los nuevos mercados, sino más bien al renovado interés en el mundo desarrollado. “En los últimos años, ha habido una reactivación en los mercados desarrollados, lo que ha llamado la atención de las empresas”, dice. “Al mismo tiempo, las compañías han observado los mercados de frontera y se han dado cuenta de que muchos de ellos tienen poblaciones diminutas, por lo que crear un negocio o manejar un negocio allí podría no valer la pena”..

Dan Keeler  | Para LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/1699730-el-capital-mira-a-nigeria-argentina-y-vietnam