El dilema de plata: cinco grandes razones para comprar y dos buenas razones para vender

 

Cinco buenas razones para comprar plata

1. Los suministros de plata de China se están secando

 

En las bolsas de futuros de Shanghai, el metal físico se negocia principalmente, en lugar de derivados de papel. Como resultado, muchos declaran que es un real reflejo de lo que está pasando en el mundo real.

Desde marzo de 2013, el inventario de plata ha caído más de un 90%. Llego a haber 1.143 toneladas de existencias. La semana pasada, llego a haber apenas 103 toneladas. En julio y agosto solamente, se ha producido una caída de 56%. Esa es una reducción importante.

A este ritmo, China, no solo importante productor de plata, sino también consumidor se convertirá en un comprador neto antes de finales de 2014, ejerciendo presión al alza sobre el precio.

Desde 2012, ha habido una correlación entre el precio de la plata y las tenencias del intercambio. En otras palabras, la compra y venta en la bolsa puede definir el precio. Pero como actualmente hay muy poco metal para vender, la presión de venta podría secarse.

 

2. La época del año

Estamos entrando en lo que es tradicionalmente una fuerte época del año para los metales preciosos. Después de los meses de verano (norte del hemisferio), cuando el precio tiende a estancarse y caer, durante septiembre suele haber mejoras para la plata.

De hecho, con ganancias promedio de más de 2% en los últimos 20 años, septiembre es el segundo mejor mes del año para la plata. El mejor mes es noviembre, con ganancias promedio de 5%.

3. La bomba de tiempo

La plata tiene la mayor concentración de posiciones cortas que cualquier otro producto (en otras palabras, algunas personas han colocado grandes apuestas en la caída de precios). Para cubrir esas posiciones cortas (mas recompra de metal suficiente para cerrar los cortos) requeriría más días de producción que cualquier otra mercancía.

Esto es una bomba de tiempo que ha estado amenazando durante años. Hay un potencial enorme sobre el metal físico, que en cualquier momento ocurrir, que podría elevar el precio mucho más alto. Tal vez la situación Shanghai avivara el problema.

 

4. Mayor utilización de la plata

Aparte de sus usos monetarios y de inversión, la plata está encontrando cada vez más aplicaciones industriales y prácticas. Su uso en electricidad, en los teléfonos móviles, en ordenadores crece y nada lo va a detener. Todo lleva a un mayor consumo de plata. Los nuevos descubrimientos que constantemente se utilizan acerca de su capacidad para combatir infecciones, hongos, bacterias, malos olores, incluso, la demanda es cada vez mayor para medicina, biotecnología y ropa.

Pero quizás la más importante fuente de crecimiento de la demanda es la energía solar. La demanda de plata para las células fotovoltaicas ha pasado del millón onzas en 2000 a 50 millones año pasado. Eso es aproximadamente el 5% de la oferta global. Como el uso de la energía solar crece y seguirá (pensar los altos precios del petróleo, los problemas nucleares y todo lo demás), la demanda de plata se incrementará.

 

5. El suministro mundial de plata podría caer

Alrededor del 80% de la demanda anual de mil millones de onzas de plata proviene de la minería, el resto a partir de chatarra. Productores de plata pura están luchando para hacer dinero a precios corrientes, y la inversión en exploración ha desaparecido. Mientras tanto, una gran cantidad de plata se produce como un subproducto de la minería de plomo y zinc. Esta es otra área donde la inversión ha desaparecido. Escasez podría marcar el futuro.

Todas son noticias para inducir a la compra. Pero no debemos excitarnos, debemos ver que pasaría en un mercado bajista.

 

  1. Hay demasiadas posiciones largas y no suficientes cortas

     

    Las tenencias de SLV, el más grande operador de fondos negociados de plata en bolsa (ETF), según el Atlas Pulse newsletter, no están muy lejos de los máximos históricos. Eso es a pesar de la mala performance de los últimos tres años (era 50 dólares la onza hace tres años, y actualmente 19 dólares la onza).

    En resumen, las expectativas de compra no han terminado. Atlas Pulse ha combinado los datos de la ETF y los datos de COMEX (el mercado de futuros de Estados Unidos) y llega a las siguientes conclusiones:
    Es sorprendente la posición que tiene en la actualidad el mercado de la plata, una posición larga neta alta, mientras que el precio de la plata está en el borde de un nivel de soporte de largo plazo desde varios años atrás.

    Esa es una situación bajista. Lo que significa que hay potencialmente muchos más vendedores que compradores, que pondrán presión a la baja en el mercado.

    Por supuesto, si usted no hace caso a las tenencias de ETF, ambas posiciones (corta – largo) parece bastante diferente. Las tenencias de ETF son la clave.

     

  2. No confío en la acción del precio

    No siempre las diversas estimaciones se cumplen, ya sean para abajo o para arriba. En este caso, para mi gusto, la plata ha aguantado demasiadas veces por debajo de 19 dólares.

     

    Actualmente, los promedios de corto y largo plazo en movimiento están apuntando para bajo. En consecuencia, la plata podría fácilmente caer a $ 15. Pero tendría un stop, no muy lejos de las mínimas actuales.

    Hasta aquí hemos expresado algunos de los factores clave a considerar al evaluar su decisión de compra o venta de plata. Un último comentario: Soy dueño de plata,…pero no tanto como normalmente tenia.

     

Dominic FrisbyMoneyWeek