Cuidemos nuestro dinero

                                                            Cuidemos nuestro dinero Codigo 28.08.15

Tenemos un respiro. Después de la carnicería de principios de semana, las cosas se han calmado un poco en los mercados de valores.  No ha habido cambios significativos los últimos días

Los números son un poco diferentes. Pero la historia es la misma. Los mercados tienden a caer. Las autoridades tratando de detenerlos. Mezclemos y dar de nuevo.  En última instancia, sólo puede haber un ganador. Eso es seguro. Cuando vamos a ver el enfrentamiento final es una incógnita. Los mantendremos informados.

Hablando de enfrentamientos… y hablando de China,… la batalla entre el bien y el mal continúa en la actualidad. Cerca de 700 millas al norte del mercado de valores de China en Shanghai, Usain Bolt y Justin Gatlin lucharán por la medalla de oro del campeonato del mundo de 200 metros, en el estadio Nido de Pájaro de Pekín. Gatlin tuvo problemas con drogas,…tendría que ganar Bolt.

Ya veremos.

Mientras tanto, vamos a poner a China a un lado y hablemos de… España.

Hemos estado hablando mucho acerca de lo que ocurre cuando el sistema financiero se sale de control – y lo que las autoridades hacen para tratar de “enderezar” las cosas. Ya hemos tenido algunos ejemplos gráficos este verano, solamente pensemos en las colas de enojadas y preocupadas personas en las puertas de los bancos en Grecia.

Pero Grecia es sólo el ejemplo más extremo. Ayer, tuvimos un mensaje de un lector de Capital & Conflict que arroja una luz sobre la situación en España. Pensé que valía la pena compartir con ustedes. Lo que ofrezco aquí es una perspectiva española. Soy inglés y he vivido en la Costa Blanca durante 30 años y no hace falta decir que las cosas han cambiado dramáticamente desde que llegué.  Tal vez lo que está sucediendo en Grecia y en menor grado en España es un anticipo de lo que podría suceder en Inglaterra, en algún momento, si el gobierno no puede de alguna manera “detener el déficit”.

Los impuestos a la propiedad aquí han aumentado dramáticamente, propiedad no puede escapar a un paraíso fiscal. Mezcla perfecta para un gobierno en bancarrota! Considerando los impuestos, una compra típica cuestan alrededor de 12% del precio de compra. Una hipoteca puede alcanzar al 3% entre impuestos y tasas.  Si usted necesita vender, la comisión es de 6-7% y puede tomar dos años para encontrar un comprador. Los alquileres han caído en un 40% (por lo tanto los rendimientos no han cambiado mucho). Semejante a lo que está ocurriendo en España.

Entonces, ¿cómo podemos defendernos?

Es imposible adivinar qué banco quebrara próximamente. Meses atrás quebró uno que gracias a Dios que no era el nuestro. Los bancos no pagan intereses en general, pero cobran fuertes comisiones por cada transacción y por mantenimiento de la cuenta, tasas negativas.

De modo que hay que guardar el dinero debajo del colchón. Oramos todos los días para la ruptura del euro. Que Grecia tenga el coraje de saltar, el resto seguirá. Hemos afianzado la deflación,… esperemos una semana y nuestra salida a comer puede ser más barata.  El retorno de la peseta sería un tónico para España. Veríamos una devaluación del 40% y la propiedad nuevamente se convertiría realmente atractiva – la gente siempre comprar cuando los precios están subiendo – ¿no es así? El Inglés estaría de vuelta a la fuerza! Volver al mundo de unas vacaciones baratas y la atmósfera alegre de los años 80. ¡Qué manera de pagar la deuda! Incluso podríamos ser capaces de pagar un viaje a Inglaterra!  Pensé que sus lectores pueden gustar de este tipo de inversión -¡Estilo español! ¡Qué lo disfrute!

Nick O’Connor – London, United Kingdom

Associate Publisher – Capital & Conflict