¿Ganara o perderá Trump?

Ganara o perdera Codigo 24.05.2016

Advertencia: El análisis que sigue a continuación con las posibilidades de una victoria en noviembre de Trump, probablemente lo dejara en shock.

Voy a nombrar ocho hechos ineludibles que los expertos políticos de ambos partidos están subestimando u olvidan por completo.

Voy a mostrar cómo la campaña electoral y el mercado de valores pronto podrían estar alimentándose mutuamente en un círculo vicioso.

Les diré cómo prepararse para prácticamente cualquier resultado en noviembre.

La clave: Usted debe saber que el tema que voy a desarrollar lo hare de manera objetiva y sin emoción.

Soy un ciudadano estadounidense con temores profundos y grandes esperanzas de América. Como muchos, yo también podría permitir que esas emociones entorpezcan mi visión.

Pero cuando se trata de mi dinero duramente ganado, y cuando ese dinero es vulnerable a los acontecimientos políticos y de historia sin precedentes, me quedo con los hechos y sólo los hechos.

Lo que se quiere no siempre es lo que se obtiene. Y lo que usted piensa que debería ocurrir nunca debe influir en su criterio de lo que realmente podría suceder. Así es como me acerco a esta locura eleccionaria.

A continuación, los ocho hechos ineludibles que pueden marcar el rumbo del mundo en 2016…

1. Trump viene con impulso

Desde el primer día que comenzó a competir, Trump incremento su participación, prácticamente sin parar.

El año pasado, meses antes de las primeras elecciones primarias, su nivel de apoyo salto de un 4,5% el 28 de mayo, 2015, a la cúspide con un 22,5%, el 3 de agosto.

En las primarias republicanas, sus competidores cayeron como moscas, su porcentaje de votos aumentó de 24% en Iowa el 1 de febrero hasta el 66% en Oregón el martes pasado.

Y en un partido cabeza a cabeza con Hillary Clinton, después de ir perdiendo por dos dígitos, los datos recientes muestran que ya están encerrados en una apretada batalla, volátil. De hecho, la última encuesta de Fox News, le da una ventaja a Trump de 3 puntos.

2. Los detractores de Trump se han equivocado totalmente

 

Nate Silver, un analista político disciplinado que respeto, dio a Trump un escaso 5% de probabilidad de capturar la nominación republicana, diciendo que iba a alcanzar su punto máximo temprano y “caería” de forma rápida.

Expertos democrático-republicanos expresaron para el New York Times, NBC, Fox News y cada medio de comunicación importante, unánimemente opiniones similares.

Y hoy en día, la mayoría de los expertos están haciendo los mismos argumentos con las mismas herramientas. Nate Silver todavía da Trump solamente un 25% de probabilidades de ganar la Casa Blanca. Sitio de apuestas deportivas de Paddy Power le da 33% de probabilidad. Y la mayoría dicen que es todavía una posibilidad muy remota.

Puede que tengan razón; Clinton tiene un montón de ventajas en el mapa electoral y en la demografía del país.

Sin embargo, los expertos admiten que estaban equivocados antes. Y, sin embargo, la mayoría no quieren cambiar su metodología.

 

3. La “posibilidad Trump” es baja

 

¿Se puede pensar en un nuevo evento Cisne Negro que de pronto podría variar la situación de Trump de un día para otro? No parece posible.

El aluvión de ataques – desde los medios de comunicación, de los demócratas y del establishment republicano en sí, ya ha sido tan intensa, que puede haber vacunado contra futuros tropiezos de Trump, incluyendo los procedentes de la campaña de Clinton.

Claro, Clinton tiene toda la investigación anti-Trump en una bandeja, resultado sobrante de las primarias republicanas. Pero todo esto ya ha sido reciclado,… material que ya ha sido publicado en las redes sociales, visto ampliamente en la televisión, y absorbido por el mercado político.

Al igual que un precio de las acciones que ha publicado las noticias malas ganancias, las cifras de las encuestas actuales de Trump ya reflejan la mayor parte de sus debilidades políticas.

Mientras tanto, el propio Trump ya se ha pegado un tiro en el pie un par de veces sin ningún daño duradero. Así que es difícil imaginar las heridas autoinfligidas futuras podrían hacer una gran diferencia.

Por el contrario, el riesgo de la “posibilidad Clinton” es alto, con la mayor parte de sus malas noticias aún pendiente…

 

4. La investigación del FBI sobre los mensajes de correo electrónico de Clinton se cierne sobre su campaña como una espada de Damocles.

El director del FBI James Comey, quien personalmente supervisa la investigación, dice que no le interesa el calendario político, y tampoco lo hacen su personal profesional a cargo.

Esto significa que, si va a haber una acusación del Departamento de Justicia en contra de ella, podría surgir antes de que ella este nominada como el candidato demócrata, un gran desastre para los demócratas. O podría suceder después de que haya sido nominada, un desastre aún mayor para los demócratas.

 

5. Los ataques terroristas también juegan a favor de Trump.

Y ellos no tienen que ser locales. Eventos como derribo de Egipto Air Flight 804 del jueves pasado son suficientes para continuar alimentando los argumentos anti-ISIS de Trump, como así también acerca de la inmigración ilegal.

 

6. La economía de EE.UU. está estancada

Si este malestar continúa o empeora, es Clinton la responsable.

Motivo: Al principio de la campaña, sus asesores pensaron que podría apuntarse puntos por asociarse a la recuperación liderada por Obama. Pero no tuvieron éxito.

Peor aún, aparentemente pensaron que la economía continuaría en una trayectoria de crecimiento al menos hasta noviembre. Pero ahora, esa suposición también puede ser cuestionable.

 

7. El mercado de valores podría ser un riesgo aún mayor para Clinton que la economía.

Motivo: Si el Dow cae, no hay margen para la interpretación. El público votante – y los donantes de campaña – no tardaran en verlo como una señal de peligro de otra crisis de tipo 2008. Y aunque 2008 ha retrocedido desde la memoria, Trump probablemente hará todo lo posible para recordarles.

 

8. Probable evento, tipo Black Swan

Un colapso de la burbuja QE de la Fed.

Caos en China.

Incluso terror nuclear.

Y ya estamos presenciando una caída importante en los gastos de capital de Estados Unidos.

Pero lo que es más irónico es que el propio Trump se considera un Cisne Negro. Es anti-sistema. Así Wall Street, por temor a que un Presidente Trump altere el orden establecido, ya están tomando medidas de protección a medida que sus perspectivas aumentan.

He aquí la ironía: A mayores posibilidades de Trump, más se va a vender. Es probables que esto se mantenga hasta noviembre.

Tal vez esta es una de las razones que tres compañeros multimillonarios de Trump ya están empezando a advertir de un desastre mayor del mercado de valores, salir del mercado o incluso ir en corto:

Carl Icahn, con un valor neto estimado de $ 20 mil millones, tiene una posición corta neta en el mercado de 149%, una gran apuesta apalancada en una caída de la bolsa. Stanley Druckenmiller, fundador de Duquesne capital, con un patrimonio neto de al menos $ 4 mil millones, dijo recientemente a los inversores a “salir de la bolsa de valores” y cambiar a oro.

Y, más recientemente, el multimillonario George Soros reveló que su compañía de gestión de fondos posee opciones de venta sobre 2,1 millones de acciones de un fondo de índice S & P 500, más del doble de la posición que tenía en el cuarto trimestre. En otras palabras, él está apostando fuerte que el S & P 500 se caerá.

No importa quién gane, mi consejo seguirá sin cambios…

Ya sea que Trump se hunda o gane, y si las expectativas de los inversores temerosos de Trump son correctas o incorrectas, mi consejo se centra en la protección de riesgos. Por lo que añadir el riesgo político a la olla no cambia la receta:

Construir una gran reserva de dinero en efectivo no comprometido, no invertido. No me importa si su rendimiento neto es cero, incluso menor que cero. No me importa cómo muchos de los llamados “expertos” dicen “dinero en efectivo es una locura.” El efectivo es el cofre del tesoro para la caza de ganga si la inestabilidad política y el desastre económico colisionan como dos barcos en la noche.

Cuando compre, debe centrarse estrictamente en empresas básicas e importantes, aquellas con ganancias estelares y balances de aguas cristalinas. Para soportar las presiones por venir.

¡Cobertura! Reconsiderar los peligros que esbozo en Peor que 2008.

A continuación, rezar para que lo peor no ocurra.

Martin D. Weiss, Ph.D.

Dr. Weiss founded Weiss Research in 1971 and has dedicated his entire career to helping millions of average investors find truly safe havens and investments.

 

MONEY AND MARKETS