Malthus estaba equivocado

                                       Malthus principal 15.11.2016

La nota que nos ocupa forma parte de la serie especial “Ascent of Man”:

La ira del hombre (The wrath of man): cómo la tecnología ha ayudado a la humanidad a derrotar a algunas de las peores enfermedades del mundo.

Introducción a la neo evolución (Introducing neoevolution): la evolución nos enseña que no hay un “diseñador inteligente” detrás de la complejidad del mundo – pero ¿y si eso está a punto de cambiar?

El hombre inmortal (Immortal man): ¿es la inmortalidad alcanzable a través de la tecnología?

La serie ha provocado un debate muy animado Es genial ver tanta gente pensando en estas cosas y tratando de averiguar lo que significa.

Hay varios puntos que han surgido repetidamente. Desarrollare un tema puntual.

El tema del plan para erradicar un gran número de mosquitos para proteger a las personas contra la malaria. Es una idea que hace que la gente se sienta incómoda y a veces enojada. Es entendible. A veces siento lo mismo.

Pero definamos hacia donde apunto. En acuerdo o desacuerdo nuestros puntos de vista sobre el asunto no van a detener cosas que están sucediendo. El proyecto respaldado por Bill Gates para luchar contra la malaria va a desplegarse el próximo año. Nunca fui consultado. ¿Lo fue Usted?

Eso no quiere decir que no podamos objetarlo. Pero debemos entender que nuestra objeción a algo no significa necesariamente nada – a menudo no podemos influir activamente en lo que está sucediendo. Pero eso no significa que deberíamos ser pasivos. Podemos ser intelectualmente activos, educarnos y entender lo que está sucediendo.

El ejemplo que analizamos se puede ampliar a muchas otras cosas. No sólo la esterilización de los mosquitos, sino la edición de genes en general, la biología sintética, las fuentes de energía genéticamente modificadas, los coches sin conductor, los robots en el hogar y la automatización en el lugar de trabajo. Todo viene. Es probable que resulten en grandes cambios en la sociedad, que pueden llevar a hacer una fortuna para algunos inversores.

Mi meta es advertir temprano la curva, para que pueda ver lo que viene e invertir con éxito. Eso significa exponerle ideas más arriesgadas que pueden hacer que usted se sienta incómodo o que no esté de acuerdo.

Vamos a usar el ejemplo de matar mosquitos para combatir la malaria. La objeción es que esto podría llevar a las consecuencias que nunca imaginamos, y por lo tanto no deberíamos hacerlo. Parece lógico.

Pero ¿qué pasa con algo como la viruela? La eliminamos. La vencimos. Ahora ni siquiera vacunamos a la gente. Ganamos.

No sabíamos qué pasaría si eliminábamos la viruela. Pero lo hicimos de todos modos porque mejoró nuestras vidas e hizo del mundo un lugar mejor. No sabemos qué pasará si curamos el cáncer. ¿Significa eso que no debemos intentarlo?

Es un interesante debate ético. Pero personalmente creo que debemos hacer lo posible para mejorar las vidas de la mayoría de las personas que podamos. Eso es lo que la tecnología nos permite hacer. Y es lo que está sucediendo.

La idea malthusiana de que más gente = menos recursos para todos, es fuerte. Y parecería lógico. Pero la evidencia realmente lo refuta.

Había mucho más pobreza hace un siglo o dos que actualmente. La comida, el agua, la energía y la seguridad eran mucho más escasas. Sin embargo, había menos de mil millones de personas en el planeta. Hoy en día hay más de siete mil millones.

La población del planeta se ha más que duplicado en el último medio siglo y sin embargo el número de personas que mueren de hambre no ha bajado.

Ahora considere el siguiente gráfico. Muestra los precios mundiales de los alimentos, nominales y ajustados desde 1961 (producidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación).

Malthus Codigo 15.11.2016

 

Source: www.fao.org

Como puede ver, los precios reales de los alimentos (línea amarilla) en todo el mundo han permanecido más o menos planos durante cinco décadas (considera la inflación monetaria). Son generales, no específicos de un país o región.

Piense en esto por un segundo. El tiempo que llevó a la población del planeta a duplicarse, alcanzando niveles que el mundo nunca antes había alcanzado, y sin embargo el precio del recurso que todos necesitan para sobrevivir se ha mantenido plano.

¿Cómo es eso posible? Tecnología.

Durante la mayor parte de la historia humana, la escasez de nuestros recursos reguló el número de personas en el planeta. Sólo había tanta comida, agua, energía, etc., que limitaba el número de personas que una civilización podría sustentar. La historia de los recursos era la historia de la escasez.

Los avances tecnológicos del siglo pasado han cambiado eso. No sólo nos ha permitido alimentar a más gente… nos ha permitido alimentarlos sin que el enorme aumento de la demanda haya explosionado el precio de los alimentos, como era de esperar.

Y por cierto, este no es sólo un caso de que el Oeste se alimente y gane grasa mientras el resto del mundo pasa hambre. El número de personas que pasan hambre ha disminuido significativamente en los últimos 20 años, a pesar de que la población ha seguido aumentando. De un informe de la FAO:

Las últimas estimaciones muestran que, desde 1990/92, la prevalencia de la subnutrición ha disminuido de 18,7 a 11,3 por ciento en 2012/14 para el mundo en su conjunto y de 23,4 a 13,5 por ciento para las regiones en desarrollo.

Desde 1990/92, el número de personas hambrientas ha disminuido en más de 200 millones.

Una vez más, la manera “malthusiana” de pensar sobre esto sugeriría que eso era imposible. En cualquier situación en la que más personas estén compitiendo por los escasos recursos, se esperaría ver un aumento de los precios y, lo más probable, una caída inevitable de la población, ya que esos recursos se extienden hasta el punto de ruptura.

Pero eso no ha sucedido. De hecho, lo opuesto fue verdad. La pregunta es: ¿cómo ha sucedido esto?

Probablemente sea el mayor logro de nuestra historia. Y se trata de la innovación y la tecnología. O para decirlo de otra manera, la innovación hace que la escasez se quede en la cabeza. La calidad de nuestro pensamiento nos permite aumentar la cantidad de nuestros recursos.

Hay una serie de innovaciones que han ayudado a alimentar el planeta. Desde los nuevos fertilizantes para aumentar el rendimiento de los cultivos, a sistemas de distribución y envío más eficientes, a los alimentos modificados genéticamente,…podría enumerar cien avances aquí. Todo es parte de la misma historia.

Así que sí, más gente pone una presión sobre nuestros recursos. Pero asumir que eso va a llevar al apocalipsis es cínico e ignora los hechos. La tecnología va a conducir a nuevas innovaciones que nos permitan suministrar al mundo más energía, más comida, más agua, más de lo que necesitamos.

Si la tecnología crea el problema, la tecnología proporcionará la respuesta. Y otra vez, la gente que invierte en esa tecnología prosperará. Eso es lo que esta serie especial está llevando, mostrando formas específicas de invertir en la tecnología de proporcionar respuestas a los mayores problemas de la humanidad se enfrenta.

Nick O’Connor – Exponential Investor

http://www.exponentialinvestor.com/malthus-was-wrong