El sitio argentino The Bubble quiere extender el modelo de noticias en inglés por América Latina

Muchos de los escritores del sitio de noticias argentino The Bubble han pasado tiempo colaborando en llenar las páginas del Buenos Aires Herald, el periódico en inglés más antiguo de América Latina, con 140 años de existencia.

En años recientes, ambas publicaciones -The Bubble y el Herald- trabajaron desde Buenos Aires para informar a la comunidad de habla inglesa en ese país sobre política, cultura y economía. Pero es ahí donde las similitudes terminan.

El sitio de noticias en inglés The Bubble comenzó operaciones en Argentina en 2013.

Mientras que el Herald era un medio tradicional y formal, The Bubble ofrece las noticias con una voz juvenil y a veces irreverente.

Y mientras que el Herald anunció su cierre en julio pasado, en medio de una caída en sus ingresos y un cambio de dueños que generó controversia, The Bubble tiene planes de expandirse a al menos otros dos países Latinoamericanos el próximo año.

El sitio es la creación del periodista español Adrián Bono y de la economista estadounidense Emily Hersh. Ambos formaron el portal en 2013, cuando Bono era el editor del Herald y Hersh mantenía un blog sobre economía argentina, NotParis.com – en alusión al eslogan no oficial de Buenos Aires, “el París de Sudamérica”. Ambos tenían ya varios años radicando en Argentina.

“Sentí que había una gran audiencia en Buenos Aires y en Argentina de anglosajones que no sentían que el Herald estuviera dirigido a ellos. Así que pensé que era importante encontrar una forma de llegar a esa audiencia, que es gente normalmente más joven, que no necesariamente lee las noticias todos los días”, dijo Bono. “Sentí que era importante que tuvieran una forma de estar informados de lo que estaba ocurriendo en el país”.

El periodista explicó que tuvo la idea de crear el sitio durante una conversación con dos jóvenes de Estados Unidos que habían estado viviendo en Argentina por dos años, no hablaban español y decían no estar interesados en la política. En ese entonces, contó Bono, las elecciones presidenciales de Argentina estaban a casi un año de distancia y uno de los jóvenes dijo desconocer el nombre de quien gobernaba el país. Cuando Bono le dijo que era “Cristina”, el joven se sorprendió. No sabía que el Presidente de Argentina era una mujer, y mucho menos sabía su nombre.

Bono – quien dejó claro que no cree que esos dos jóvenes de su anécdota representen al estadounidense promedio – comenzó a pensar cómo él, como periodista, podía llegar a los extranjeros que viven en la “burbuja de Palermo”, un área de la ciudad muy popular entre los jóvenes migrantes.

La audiencia a la que Bono quería llegar estaba más interesada en leer Vice o Gawker que medios tradicionales. Entonces, desde el inicio, The Bubble (La Burbuja) ha ofrecido “noticias con un toque de sarcasmo”.

“Sentimos que a través del humor, la gente estaría más interesada en leernos”, dijo Bono. “El objetivo final era asegurarnos que la gente supiera lo que estaba ocurriendo en el país política y económicamente”.

Tras casi tres años en el Herald y luego de tres meses trabajando a la par en The Bubble, Bono renunció del diario para dedicarse al sitio de tiempo completo.

Comenzaron con un equipo de diez escritores en Buenos Aires. Ahora cuentan con 30 colaboradores de entre 20 y 30 años de edad, y operan en una oficina que comparten con el sitio de noticias en español Infobae, en el popular barrio Palermo Hollywood. Daniel Hadad, fundador de Infobae, es inversionista minoritario en The Bubble. Bono dijo que las compañías sólo comparten infraestructura y que Infobae publica historias de The Bubble, pero fuera de eso, las empresas no cooperan editorialmente.

The Bubble también cuenta con el apoyo de estudiantes de periodismo gracias a acuerdos que el sitio tiene con universidades de Estados Unidos y el Reino Unido. El portal cubre temas como política, deportes, la industria del entretenimiento, economía y restaurantes, entre otros.

Tanto Bono como Hersh enfatizaron que The Bubble se enfoca en proporcionar contexto para los lectores que son nuevos ante las realidades políticas y económicas del país. Para esto, crearon “explicadores” que dan los antecedentes necesarios para sacar al lector de la “burbuja de información”.

Además de artículos de noticias, el sitio publica videos de temas ligeros, como qué marca de alfajor es la favorita en las calles de Argentina, hasta entrevistas más serias con candidatos políticos. Sus escritores compilan guías de música en vivo y eventos en la ciudad, y sus columnistas reflexionan sobre política y economía.

El sitio también ofrece un boletín semanal llamado “The Half-Caff”, el cual, según explicó Hersh, proporciona contexto sin dejar de ser ligero. Y los viernes por la tarde, los lectores pueden descargar episodios de The Bubble Podcast, conducido por el exeditor en jefe de The Bubble y actual corresponsal en Argentina de The New York Times, Dan Politi.

Cuando Bono y Hersh comenzaron el sitio, su audiencia meta era la comunidad de expatriados de habla inglesa y milenios entre 18 y 34 años. Aunque esa población conforma cerca del 70 por ciento de sus lectores, Bono dijo que también están atrayendo una gran cantidad de argentinos que hablan inglés y a quienes les agrada la perspectiva del sitio.

Cuando los lectores del Buenos Aires Herald comenzaron a disminuir, The Bubble empezó a traer a un público de mayor edad, gente de entre 50 y 60 años, quienes conforman entre el 5 y el 10 por ciento de su audiencia actual, dijo Bono. El periodista espera que esos números crezcan ahora que el Herald desapareció.

En su mejor mes, el sitio atrajo 350 mil visitas únicas, dijo Bono.

La economista Emily Hersh es también cofundadora de The Bubble.

The Bubble recibe críticas por publicar en inglés en un país de habla principalmente hispana, como se puede ver en la sección de preguntas frecuentes de su sitio, que es un área jocosa con inquietudes de los lectores como lo que significa para extranjeros escribir sobre Argentina y si los colaboradores trabajan para la CIA.

 

“Algunas personas creen que escribir en inglés significa que representas a Estados Unidos o al Reino Unido. Y eso no tiene nada que ver con nosotros”, dijo Bono, quien agregó que, como el mundo se ha hecho más pequeño, quieren ofrecer contenido sobre Argentina para la comunidad global.

Para mantenerse a flote, The Bubble genera ingresos a través de publicidad así como de eventos para lectores y para la comunidad internacional en Buenos Aires. Ofrecen noches de trivia, catas de vinos, happy hours y otros eventos sociales. Bono explicó que están explorando la idea de organizar eventos más profesionales, como paneles, debates y conferencias.

The Bubble está actualmente en un periodo de transición en el que está concluyendo una ronda de inversiones. Están reevaluando su contenido, reinventando su marca y planean expandirse a lo largo de America Latina.

Bono dijo que The Bubble – una compañía estadounidense con operaciones en Argentina – planea lanzar operaciones en México a principios de 2018 y hacer lo propio en Brasil a mediados del mismo año.

“Nuestra meta es convertirnos en una válvula de escape para América Latina”, explicó Bono, quien agregó que cubrirán temas tan grandes como el escándalo de corrupción transnacional de Odebrecht hasta temas locales como política local.

“Yo veo a The Bubble como la fuente a la cual recurrir para quienes buscan información en inglés en Argentina, y ojalá, en los siguientes dos años, en Sudamérica”, dijo Hersh. “Mientras [la gente] ha visto madurar a nuestra compañía y a nuestros productos, se dan cuenta que nuestro tono puede ser relajado, pero nuestro manejo de los temas no lo es”.

En su plan para alcanzar más regiones de América Latina, como parte de la nueva generación de publicaciones en inglés que operan en la región, Bono reconoce el legado que dejó el Buenos Aires Herald, uno de sus antecesores más antiguos, reconocido por su cobertura de desapariciones forzadas y otros abusos de derechos humanos durante la Guerra Sucia en ese país.

Bono compartió una anécdota que tuvo con una lectora mientras realizaba un reportaje para el Herald tras la muerte del expresidente Néstor Kirchner. Una mujer de la tercera edad a la que estaba entrevistando le preguntó a qué medio representaba. Cuando dijo que al Herald, la mujer rompió en llanto y lo abrazó.

“Ella dijo ‘nunca he leído tu periódico porque no hablo inglés, pero nunca olvidaré que es por ti que mucha gente está viva actualmente'”, dijo Bono. “En pocas palabras, ese es el legado del Buenos Aires Herald. Fue Robert Cox y un equipo muy valiente de periodistas que se le puso enfrente a la dictadura cuando nadie más lo estaba haciendo”.

Teresa Mioli – Agosto 2017

Knight Center

https://knightcenter.utexas.edu/es/blog/00-18757-el-sitio-argentino-bubble-quiere-extender-el-modelo-de-noticias-en-ingles-por-america-