Primer página de prueba

Con el 2013 golpeando la puerta, la ansiedad los inversores por ver que les deparará el mercado crece a cada minuto. En esta sintonía, instrumentos como los ETFs han potenciado las posibilidades para ir tras activos, tanto para apostar a su favor como en su contra.

El acto reflejo de muchos inversores es seguir a la manada. Es decir, ir detrás de aquellos activos que todos quieren y que están de moda. No obstante, a veces mirar aquellos que han sido puestos en penitencia por el mercado es una buena alternativa para descubrir potenciales dormidos.

En ese sentido, le traeremos dos empresas que no son muy queridas en el mercado, pero que podrían ser una buena apuesta para el futuro:

Deja un comentario